Estrategias para Eliminar el COVID-19

 

Escucha el podcast: Estrategias para Eliminar el COVID-19

 

Es común escuchar que hay mil maneras de matar pulgas, lo mismo podríamos decir de matar al Coronavirus. En el mundo hay en juego dos modelos principales ¿cuál tendrá la razón? Sólo con los resultados que veamos al final de la pandemia podremos saberlo. ¿Para cuándo? Lo que está en juego es la calidad de liderazgo que tenga cada país. ¿Habrá ascenso o caída para un país?, esto dependerá de su líder y de la estrategia elegida.

LA PRIMERA ESTRATEGIA. Consiste en el viejo grito de “Allí viene el lobo” y todos a esconderse. Ese grito amenazador provino de Wuhan, China. Un oftalmólogo fue a atenderse a un hospital. Vio a muchos enfermos “raros” que tenían lo mismo. El primer enfermo se detectó el 10 de diciembre de 2019. Este doctor hizo un post que circuló profusamente en China el 30 de diciembre. Las autoridades chinas lo amonestaron por crear susto entre la población. Después de dos semanas se disculparon con este doctor, Li Wenliang. A cambio, despidieron a las autoridades a cargo del hospital por ocultar información. El doctor Li falleció el 30 de enero de 2020. Se informó que su deceso fue por el Coronavirus. Hoy es el “héroe de Wuhan”. Si él no hubiera avisado, el asunto sería peor.

Durante enero las autoridades chinas se abocaron a resolver el problema: decretaron confinamiento para 50 millones de personas en toda la provincia. Wuhan es la capital. Comenzaron a investigar tratando de encontrar el origen: un mercado de venta de animales para comida. Ese arranque fue confuso y desordenado. Sin embargo, los confinamientos que iban poniendo en práctica eran estrictos y rigurosos. El mundo entero se admiró por la velocidad con que construyeron dos hospitales para atender por separado a los pacientes de Coronavirus. Fueron dos meses de lucha intensa para lograr que se respetaran las medidas sugeridas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El 10 marzo (es decir, tres meses después de iniciado) anunciaron que China estaba libre de esta enfermedad, ya no había contagios.

Continue reading

¿Preparado para perder tu Empleo?

Escucha el podcast: ¿Preparado para Perder tu Empleo?

 

En los primeros años de este Siglo XXI vivimos en CENCADE un fenómeno aleccionador: estábamos muy bien preparados para implantar sistemas de aseguramiento de calidad y llevábamos más de 400 sistemas que ya habían obtenido su certificación ISO 9000.

Justo, cuando estábamos mejor preparados y teníamos mucha experiencia, ¡ZAS! Se nos acabó el mercado. Nosotros mismos contribuimos a ello. En cada sistema que diseñamos e implantamos se procede a formar a un representante de la dirección. Una vez formados se salían de su empresa y se convertían en consultores que vendían a precios muy bajos. Esos competidores nos sacaron del mercado porque nos resultó incosteable ofrecer nuestros servicios a esos precios.

Ante una situación como ésta no queda más remedio que reinventarse. En CENCADE nos concentramos en la capacitación en línea, con un costosísimo arranque, pero aprendimos. El equipo de trabajo tuvo que cambiarse, ya fuera con nuevos aprendizajes o con nuevas contrataciones.

Continue reading

¿Preparado para perder tu Empleo?

Escucha el podcast: ¿Preparado para Perder tu Empleo?

 

En los primeros años de este Siglo XXI vivimos en CENCADE un fenómeno aleccionador: estábamos muy bien preparados para implantar sistemas de aseguramiento de calidad y llevábamos más de 400 sistemas que ya habían obtenido su certificación ISO 9000.

Justo, cuando estábamos mejor preparados y teníamos mucha experiencia, ¡ZAS! Se nos acabó el mercado. Nosotros mismos contribuimos a ello. En cada sistema que diseñamos e implantamos se procede a formar a un representante de la dirección. Una vez formados se salían de su empresa y se convertían en consultores que vendían a precios muy bajos. Esos competidores nos sacaron del mercado porque nos resultó incosteable ofrecer nuestros servicios a esos precios.

Ante una situación como ésta no queda más remedio que reinventarse. En CENCADE nos concentramos en la capacitación en línea, con un costosísimo arranque, pero aprendimos. El equipo de trabajo tuvo que cambiarse, ya fuera con nuevos aprendizajes o con nuevas contrataciones.

Continue reading