La Vaquita y la Obsolescencia

Escucha el podcast: La Vaquita y la Obsolescencia

 

Hace muchos años escuché el cuento de La Vaquita. En ese momento no me hizo gracia, pero más tarde le he encontrado un gran significado. Espero que lo compartas conmigo. En este relato, un gran maestro budista paseaba con su discípulo, un monje, y se encontraron con una casa muy pobre, pero con personas amables que les acogieron con respeto y cordialidad. El maestro les preguntó: ¿cómo viven? Los veo muy a gusto. El jefe de familia le respondió: vivimos muy bien, tenemos una vaquita que nos da leche y becerritos, con eso tenemos suficiente. El gran maestro y el monje se despidieron y se marcharon. Más adelante, el gran maestro ordenó a su discípulo: “ve y mátales la vaquita”. El monje se desconcertó, no protestó y obedeció. Esperó a la noche y llevó la vaquita hacia un barranco, la empujó y cumplió con su cometido.

El monje se separó de su maestro budista, se dedicó a lo suyo. Años después pasó por donde estaba aquella casita y decidió visitarlos. Se encontró con una casa más grande y moderna. Se sorprendió. Entró y saludó al jefe de familia. Hizo conversación con él y le comentó lo asombrado que estaba por el cambio. El jefe de familia le contó que antes tenían una vaquita y vivían de lo que les daba. Un día desapareció y no les quedó más remedio que buscar otra manera de vivir. Eso le llevó a cambiar todo lo que hacían. Ya no podían depender de la vaquita. Afortunadamente, nos vino bien el cambio.

La reflexión básica es que, sin percatarnos, dejamos que ciertas situaciones y costumbres nos encadenen y nos dejamos atar. Caemos en una meseta de conformidad y nos quedamos años y más años haciendo lo mismo.

Continue reading

Estrategias para Eliminar el COVID-19

 

Escucha el podcast: Estrategias para Eliminar el COVID-19

 

Es común escuchar que hay mil maneras de matar pulgas, lo mismo podríamos decir de matar al Coronavirus. En el mundo hay en juego dos modelos principales ¿cuál tendrá la razón? Sólo con los resultados que veamos al final de la pandemia podremos saberlo. ¿Para cuándo? Lo que está en juego es la calidad de liderazgo que tenga cada país. ¿Habrá ascenso o caída para un país?, esto dependerá de su líder y de la estrategia elegida.

LA PRIMERA ESTRATEGIA. Consiste en el viejo grito de “Allí viene el lobo” y todos a esconderse. Ese grito amenazador provino de Wuhan, China. Un oftalmólogo fue a atenderse a un hospital. Vio a muchos enfermos “raros” que tenían lo mismo. El primer enfermo se detectó el 10 de diciembre de 2019. Este doctor hizo un post que circuló profusamente en China el 30 de diciembre. Las autoridades chinas lo amonestaron por crear susto entre la población. Después de dos semanas se disculparon con este doctor, Li Wenliang. A cambio, despidieron a las autoridades a cargo del hospital por ocultar información. El doctor Li falleció el 30 de enero de 2020. Se informó que su deceso fue por el Coronavirus. Hoy es el “héroe de Wuhan”. Si él no hubiera avisado, el asunto sería peor.

Durante enero las autoridades chinas se abocaron a resolver el problema: decretaron confinamiento para 50 millones de personas en toda la provincia. Wuhan es la capital. Comenzaron a investigar tratando de encontrar el origen: un mercado de venta de animales para comida. Ese arranque fue confuso y desordenado. Sin embargo, los confinamientos que iban poniendo en práctica eran estrictos y rigurosos. El mundo entero se admiró por la velocidad con que construyeron dos hospitales para atender por separado a los pacientes de Coronavirus. Fueron dos meses de lucha intensa para lograr que se respetaran las medidas sugeridas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El 10 marzo (es decir, tres meses después de iniciado) anunciaron que China estaba libre de esta enfermedad, ya no había contagios.

Continue reading

Jack Ma: De Profesor a Millonario

Foto: https://www.infobae.com/tendencias/innovacion/2017/05/02/jack-ma-el-hombre-que-construyo-un-imperio-tras-mil-y-un-errores/

Escucha el podcast: Jack Ma: De Profesor a Millonario

 

El título de este post suena como si dependiera de la suerte, como si se hubiera sacado la lotería. Pero no. Jack Ma es el ciudadano chino que supo perseguir sus sueños desde niño. Correteó la suerte a toda velocidad y encontró la fortuna de la mejor manera: creándola.

¿Cómo habrá logrado una fortuna de 40,000 millones de dólares? ¿Cuántos años dedicó a ello para poder retirarse a los 54 años? ¿Hizo negocios con el gobierno chino? ¿Tuvo padrinos que le dieron una varita mágica? ¿Hizo trampas? Veamos las respuestas que encontramos en el libro biográfico escrito por Duncan Clark: “Alibaba y Jack Ma” Edit. Océano.

Como en la mayoría de estos héroes empresariales, Jack Ma nació en un barrio pobre, a unos cuántos kilómetros de Hangzhou, en China, en septiembre de 1964. Su espíritu lleno de ambición se manifiesta con el hecho de que se levantaba a las cinco de la madrugada para montar su bicicleta y después de casi una hora de pedalear llegaba al mejor hotel de Hangzhou para ofrecer a turistas extranjeros una guía gratuita por la ciudad. Todo a cambio de practicar su inglés. Una de esas familias lo acogió y lo invitó a irse con ellos un semestre a Australia. Los Morley lo trataron como un hijo.

Continue reading