3 Pasos para Salir del Hoyo

3_pasos_salir_hoyo

 

Escucha el podcast: 3 Paso para Salir del Hoyo

 

Lucio, un gran amigo, tiene dos años que no da golpe. Duda en renunciar a su trabajo, pero su apego es tan grande que sigue y sigue, ya cumplió dos años en que me dijo que se iba a ir. Ni siquiera ha buscado una opción. ¿Tendrá miedo?

 

Ha estado tan a gusto durante casi quince años, que entró en una meseta de conformidad y se limita a dejarse llevar por las tareas del día a día. Su trabajo de contador general de la empresa le ha permitido hacer una maestría en impuestos y un par de diplomados sobre las normas actuales de contabilidad. Se deja llevar por la inercia.

 

Lucio es un verdadero especialista. Todos en la empresa le reconocen su conocimiento y experiencia, aunque le censuran su frecuente mal humor. El mal genio con que maneja sus relaciones supera con creces el aprecio que le brindan sus compañeros. Él esperaba que lo despidieran y le dieran una liquidación, pero esto no ha sucedido. Su empresa lo necesita.

Seguir leyendo

Tú Debes Ser más Resiliente

Escucha el podcast: Tú Debes Ser Más Resiliente

“Veo que te das por vencido muy fácilmente”, ¿por qué lo dices? “haces un intento de destapar esa botella de agua Ciel y como no puedes, pides ayuda”.

Ese fue el diálogo que escuché entre compañeros de oficina y sí, es cierto, me consta, ese compañero en particular no hace segundos intentos, ni se esfuerza lo suficiente por lograr algo más allá de lo que se le pide.

¿Qué hace que algunas personas resistan la adversidad con mayor fortaleza que otros? ¿Por qué algunos se adaptan más fácilmente al cambio?

Seguir leyendo

¿Qué tan Satisfecho estás con los Resultados que Obtienes?

Escucha el podcast: ¿Qué tan Satisfecho estás con los Resultados que Obtienes?

Don Joaquín, un hombre de más de 70 años de edad, de repente se encontró ante el espejo del pasillo de su casa, se quedó petrificado al verse reflejado y se dijo “el hombre que soy, saluda con gran tristeza al hombre que pude haber sido”. Después de eso, le invadió una gran amargura y se sintió profundamente abatido, por sus mejillas rodaron algunas lágrimas.

Don Joaquín no es la excepción, somos muchos en situación semejante. ¿Por qué nos apartamos de la senda del triunfo personal? ¿A qué se debe que los sueños y anhelos de juventud se truequen por resultados diferentes? ¿En qué momento traicionamos nuestras aspiraciones?

Aún estás a tiempo, aunque dice el dicho que “nadie aprende en cabeza ajena”, tal vez tú sí. Los casos que se presentan en este libro nos conducen a la reflexión y al aprendizaje.

Seguir leyendo