Escucha el Podcast: Deambular Sin Brújula

Es muy triste ver a personas que caminan perdidos, casi arrastrando los pies, sin que tengan adónde ir. La vida se les pasa sin darse cuenta de que ya hoy es viernes y una semana más se les ha ido, que ya terminó julio y el año está arañando con ansias la Navidad.

¿Qué dirá al final del año, cómo fue que transcurrió tan pronto? ¿Qué hice que haya valido la pena?, se preguntará. Arranca el nuevo año y otra vez, a lo mismo. ¿Cómo solucionar esta carrera de ratas sin fin, sin propósito, sin alegría, sin felicidad?

Ante semejante panorama no queda más remedio que reaccionar, encontrar la alternativa: plantear una vida llena de ilusión marcada por el entusiasmo de vivir cada día de manera plena.

La experiencia que nos dejó el Campeonato Mundial de Futbol en Qatar nos da una idea. Qué gran decepción cuando equipos candidatos fuertes a ostentar el máximo título fueron derrotados, no obstante lo maravillosamente bien que jugaban. Dejar fuera a Bélgica, Holanda, Alemania, Inglaterra, Portugal, Brasil entre otros produce una enorme decepción.

La gran ilusión que llevaron a Qatar se justificaba, sus trayectorias los avalaban, por ello la fuerza de su anhelo era tanta que al ser derrotados quedaron inundados de lágrimas. Las fotografías que ilustran la tragedia dan tristeza, ver llorar a grandes ídolos como Cristiano Ronaldo, Neymar y toda una pléyade de leyendas internacionales, conmueve. Gladiadores que se rinden ante la derrota.

Se confirma que el tamaño de la decepción es tan grande como el tamaño de la ilusión. México, por ejemplo, llevaba al torneo una ilusión muy pequeñita y, en consecuencia, nuestra decepción fue mínima, no esperábamos mucho de nuestra selección, dábamos por hecho el cuarto partido, pero no se nos hizo. Eso lo asimilamos fácilmente.

Ante golpes como éstos solemos quedar mareados y deambulamos sin brújula. Es necesario iniciar un proceso de análisis acerca de lo que nos llevó al fracaso, y lo que debemos hacer mejor para que en la próxima ocasión salgamos triunfante.

El remedio para superar esta etapa de la vida en que sufrimos un descalabro es sin duda la planeación estratégica. No basta la planeación operativa. Ésta nos lleva a mejorar lo táctico, lo cual es importante, pero no suficiente.

En casos drásticos donde sufrimos descalabros que nos angustian, para recuperar brújula necesitamos la estrategia, es la esencia que nos aporta el rumbo que necesitamos. Una vez que tenemos clara la estrategia ya es posible construir nuestra planeación estratégica.

Hay ocasiones en que la estrategia se encuentra gracias a recorrer todo el proceso de llevar a cabo una planeación estratégica. Si no tenemos ninguna estrategia entonces hagamos la tarea completa que al final descubriremos la estrategia que nos dará cohesión, rumbo y ritmo.

La esencia de lo que buscamos consiste en encontrar la llave que abrirá la puerta hacia un futuro promisorio. El camino por recorrer. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar” así nos dijo el poeta y esa es la tarea.

Es preciso plantearnos un proyecto completo, no basta con una idea. En México tenemos dos proyectos futbolísticos que debemos seguir a lo largo del tiempo. 1) El de Jesús Martínez que cobija a los equipos Pachuca y León. 2) El de Carlos Irarragorri que ampara a los equipos Santos y Atlas. Estos equipos han logrado ser campeones nacionales en fechas recientes, ya pasaron los tiempos en que Chivas y América se turnaban para conquistar el título.

¿Cuál es el proyecto completo? Realizar toda la planeación estratégica, cuidar el clima organizacional y la gobernanza, con sus respectivos despliegues que establecen compromisos que son medidos porque cuentan con indicadores claros. A nivel mundial este enfoque se difunde como ESG (environment, social, goverment) lo encontramos con frecuencia al describir los compromisos de organismos internacionales.

La selección mexicana de futbol necesita un proyecto completo con una visión panorámica y duración consistente a lo largo de diez años, por lo menos. Sólo así podremos sacar a nuestro futbol del marasmo en que se encuentra, sólo así podremos aspirar a algo más allá del cuarto partido en los mundiales. Urge entrar en acción porque el próximo será aquí en casa, con la conjunción de tres países: México, Canadá y Estados Unidos.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

KURT LEWIN: Si quieres entender algo de verdad, intenta cambiarlo.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.