Escucha el podcast: Felicidad a tu Alcance: Hábito No. 7 Hoy Estoy Muy Entusiasmado

Uno de los hábitos más generosos que puedes desarrollar en tu conducta diaria es ponerle brío y fuerza a todo lo que haces. La pasión por lo que realizas, tu capacidad de involucrarte en profundidad está totalmente a tu disposición con sólo mantener en tu mente el pensamiento clave que te pido lo escribas en tus tres postits: HOY ESTOY MUY ENTUSIASMADO.

Recuerda poner un post it en el espejo del baño para que lo veas desde que te levantas, otro lo guardas en tu bolsa donde puedas sentirlo varias veces durante el día y el tercero en tu lugar de trabajo. Mientras más veces lo veas te inspirará para reaccionar más pronto, harás del entusiasmo un hábito que formará parte de ti. Toda una semana concentrada en autogenerar entusiasmo.

Según los psicólogos de la Ciencia de la Felicidad, Martin Seligman en particular, este concepto es una fortaleza que contribuye a hacer realidad el valor de la trascendencia, que es integrado por “fortalezas emocionales que van más allá de la persona y nos conectan con algo más elevado, amplio y permanente: con otras personas, con el futuro, la evolución, lo divino o el universo”. Otras fortalezas que integran la trascendencia son: el disfrute de la belleza y la excelencia, la gratitud, la esperanza, el optimismo, la previsión, la espiritualidad, el perdón, el sentido del humor y la picardía”. Esta semana nos concentraremos únicamente en una fortaleza y nos repetiremos HOY ESTOY MUY ENTUSIASMADO.

La palabra entusiasmo proviene del griego: en (dentro) y theos (dios), en síntesis, tener un dios dentro de nosotros, el diccionario de la Real Academia Española nos lo define así: “Sentimiento intenso de exaltación del ánimo producido por la admiración apasionada de alguien o algo, que se manifiesta en la manera de hablar o de actuar. Exaltación del ánimo bajo la inspiración divina”.

Te pido que lleves a cabo un EJERCICIO: Escoge una tarea y realízala con el máximo entusiasmo que te sea posible. Puede ser de tu trabajo o de una afición, el propósito consiste en demostrarte a ti mismo que tienes bajo control tu actitud más desafiante, es decir, “puedes exaltar tu ánimo bajo la inspiración divina”.

El gran futbolista Cristiano Ronaldo suele practicar sus tiros a portería desde distintos ángulos para perfeccionar sus goles maestros y como él dice “no compito contra alguien más, estoy compitiendo contra mí mismo, tengo que hacerlo mejor cada vez”.

Se puede emular a Cristiano Ronaldo en cualquier trabajo. Te cuento el caso de David que hace programación con los métodos más avanzados del momento, se impuso a sí mismo, el reto de hacer sus programas cada vez más precisos, en menos tiempo y sin errores. Como él mismo me dijo, no me importa el comportamiento de mis compañeros, “a mí me divierte estar compitiendo conmigo mismo”.

Si durante esta semana dedicada al hábito número 7 mantienes tu mente centrada en este gran propósito puedo asegurarte, tu manera de actuar y de hablar cautivará a quienes tengan el mínimo trato contigo. Es preciso aclarar que el entusiasmo no es bulla, ni griterío, es exaltación del ánimo, fervor ardiente que se proyecta en una actuación firme y determinada hacia un propósito.

¿Te cansas en el trabajo? ¿Te invade la fatiga? Si tu respuesta es que sí, debes reflexionar que has caído en el aburrimiento laboral y la solución directa es el control de tu actitud, reviértela hacia el entusiasmo y verás la gran transformación. Repite con frecuencia HOY ESTOY MUY ENTUSIASMADO.

Te propongo el siguiente EJERCICIO: descubre una tarea que te está aburriendo y conviértela en el reto capaz de despertar tu entusiasmo. “La mayor parte de nuestras fatigas vienen de nuestras actitudes mentales y emocionales”, así afirman los psicólogos de la Ciencia de la Felicidad.

Una práctica aconsejada por uno de los autores que nos inspiran consiste en aplicar el triple de entusiasmo a una tarea. EJERCICIO: Escoge una labor que llevas a cabo con frecuencia, pero ahora lo harás con el triple de entusiasmo. Descubrirás que una tarea realizada con gran intensidad y concentración te producirá más placer y más orgullo, te sentirás más productivo y menos cansado.

Una semana completa dedicada al entusiasmo te inundará la mente de actitudes que impactarán tu cuerpo y se reflejarán en una actuación menos estresante y más disfrutable. Recuerda decirte varias veces al día HOY ESTOY MUY ENTUSIASMADO.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

WILLIAM JAMES: “Lo que hacemos comparado con lo que podríamos hacer, es como comparar las olas de la superficie del océano con su enorme profundidad”.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.