Escucha el podcast: Aprendizaje Sin Límite

La pareja de inversionistas más reconocida del mundo está integrada por Warren Buffett y Charles Munger, de nada menos que 91 y 98 años. Dirigen la célebre empresa Berkshire Hathawey con ingresos superiores a los 150,000 millones de dólares anuales con 270,000 empleados.

La empresa fue fundada en 1839 para dedicarse a la fabricación de textiles. En 1962 Warren comenzó a comprar acciones hasta lograr el control total cinco años más tarde. Él y Munger la han reorientado hasta convertirla en un conglomerado que a lo largo de 55 años ha comprado acciones de American Express, Coca Cola, American Standard Companies, Costco, General Electric, Glaxo SmithKline, y más de cien diferentes empresas con distintos grados de propiedad, desde 5% en unos casos y ser dueños totales, en otros. Poseen compañías de seguros y reaseguradoras, de alimentos y comercio al menudeo. No le tuvieron confianza a las tecnológicas y hoy se arrepienten de no haber aprovechado el auge de Apple, entre otras.

El reconocimiento mundial del que gozan estos señores son dignos referentes a la par del gran Rubinstein que a los 90 interpretaba magistralmente a los mejores compositores de obras pianísticas admirables, de Pablo Casals con su violonchelo a los 95 (murió a los 97), Pablo Picasso pintando a los 90 (murió a los 92) o Víctor Hugo que escribió su gran obra, Los Miserables, a los 80.

Resulta una gran lección tomar nota que la edad avanzada puede ser rica en productividad y éxito si nos mantenemos en aprendizaje constante. No hay límite para el aprendizaje.

Resulta inspirador conocer estos casos porque nos marcan una línea de perseverancia y dedicación, que no es en vano, sino a cambio de extender la vida gozándola en la esencia de su pasión.

En el tiempo que nos toca vivir contamos con recursos, que antes no existían y que hoy nos permiten aprovechar el acceso a las bibliotecas más grandes del mundo y, mejor aún, a cursos especializados de todos los temas y mantenernos en preparación constante, para cultivar una afición o una especialidad que nunca termina de culminarse, siempre hay algo novedoso en todos los campos del saber.

Hay personas que sienten dominar todo lo que respecta a su actividad, sean ventas, administración, logística, informática, ingeniería, medicina, etc., etc.; y lo peor, no hay manera de abrirles la visión hacia el futuro, están congelados en el presente. La convicción de que saben todo sobre su actividad los mantiene atados con grilletes invisibles.

La moraleja es que los maestros de edad mayor, mencionados líneas arriba, alcanzaron edades avanzadas gracias a que mantuvieron prendida la llama de su pasión y en ningún momento se rindieron ante los obstáculos que les puso la vida. Por ello, continuar cultivándonos hacia el dominio y la actualización es un compromiso con nosotros mismos, en aras del placer y el crecimiento intelectual y espiritual.

Hace unos días pasaron en la TV un reportaje sobre un maestro de 92 años, de quien no tuve la precaución de aprenderme su nombre completo, que trabaja ejemplarmente en la Vocacional del IPN, Ing. Luis Enrique Erro, él tiene más de 20 años jubilado y sigue trabajando porque pidió que lo dejaran hacerse cargo de la biblioteca, en la entrevista mencionó algo entrañable:

“Cada mañana despierto y me dan ganas de quedarme otros minutos en la cama, pero la conciencia me dice: levántate, Manuel, el deber te llama”.

Sin duda alguna, el ejemplo de estos personajes mayores de edad debiera inspirarnos a todos para continuar en la ruta del aprendizaje sin límite. Los grandes inversionistas, Warren Buffett y Charles Munger son un ejemplo, sus lecciones las han plasmado en libros y ensayos de amplio reconocimiento. Reflexiona: ¿qué estás haciendo tú para cultivar y mantener viva tu pasión?

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

SÉNECA: “Debes aprender mientras dure tu ignorancia; si creemos al dicho, mientras dure tu vida”.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.