Escucha el podcast: Liderazgo y Estrategia en Alta Dirección

En 2006 Michael Eisner el célebre y reconocido CEO de Walt Disney Company se retiró, pero su anuncio de que habría de hacerlo lo hizo dos años antes. Tiempo suficiente para una búsqueda del sucesor adecuado.

La búsqueda comenzó. Aunque se reconocían sus inmensos logros, había desencanto porque los últimos 10 años no habían sido del todo satisfactorios, por ello, se hizo una lista de candidatos para encontrar lo que, a juicio del Consejo, sería un “agente del cambio”.

El número dos en ese momento, Robert Iger se planteó “el reto de convencer al consejo de administración de Disney de que yo era el cambio que andaban buscando”.

En consecuencia, Iger necesitaba una estrategia clara y convincente para conseguir los votos necesarios para ocupar el puesto. Un consultor le pidió que planteara sus prioridades y Robert comenzó a hacer una lista, cuando llevaba seis puntos, el consultor lo detuvo y le dijo: si son tantas, ya no son prioridades y menos estratégicas.

El consultor le dijo “esta es una batalla por el alma de la marca. Habla de la marca, de cómo aumentar su valor, de cómo protegerla. Necesitarás unas prioridades estratégicas. Habla del futuro, no del pasado”.

“La cultura de una empresa viene determinada por muchas cosas, pero esta es una de las más importantes: hay que transmitir las prioridades de forma clara y reiterada. En mi experiencia eso es lo que distingue a los grandes gestores de los demás. El CEO debe proporcionar a la empresa y a su equipo directivo una hoja de ruta. Esto es lo que queremos lograr y ésta es la manera en que lo lograremos”.

Iger se puso manos a la obra y después de mucho pensarlo llegó a tres grandes líneas estratégicas, sus prioridades, sus propósitos para hacer de la marca Disney algo más grande de lo que ya era en ese momento: calidad, tecnología y proyección global. Veamos cómo las planteó.

  1. “Teníamos que dedicar la mayor parte de nuestro tiempo y capital a la creación de contenidos de marca de alta calidad. Es una época donde abundan las opciones, tenemos que apostar por el hecho de que la calidad es cada vez más importante. No basta con que sea bueno. Los consumidores necesitan desarrollar la capacidad de tomar decisiones sobre cómo gastar su tiempo y su dinero”.

  1. TECNOLOGÍA. “Teníamos que adoptar la tecnología al máximo, primero para crear los contenidos de máxima calidad y luego para llegar a más consumidores de maneras más modernas y relevantes. Tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para usar la tecnología que nos permita contar historias”.

  1. PROYECCIÓN GLOBAL. “Teníamos que convertirnos en una empresa verdaderamente global. Llegábamos a muchos mercados de todo el mundo, necesitábamos penetrar mejor en ciertos mercados, particularmente en los países más poblados del mundo: India y China”.

Ésta era la visión. Se trataba del futuro y consistía en organizar toda la misión de la empresa, todos nuestros negocios y todos y cada uno de los 130,000 empleados de entonces en torno a estas 3 prioridades.

Esta estrategia llevó a Robert Iger a comprar Pixar, Marvel, Lucas Films y 21th Century Fox para luego crear Disney + en sus 15 años de gestión como CEO de Walt Disney Company. Para eso sirve la estrategia, es el eje rector de la operación de una empresa y Robert así lo consideró.

Te deseo que pases una semana feliz y productiva.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

Robert Iger: “Hay que transmitir las prioridades de forma clara y reiterada. Si no las articulas con precisión, las personas que te rodean no sabrán cuáles deben ser las suyas propias. Se despilfarran tiempo, energía y dinero”.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.