Escucha el podcast: Visión Estratégica

¿Cómo se forma una visión estratégica? ¿Es un golpe de la imaginación o es un proceso deliberado? ¿Quién logra formularla? Por supuesto hay varias interpretaciones. Kenichi Ohmae el célebre autor de La Mente del Estratega, especifica que las grandes visiones proceden de un particular estado mental.

Lo más difícil es conseguir que una gran empresa exitosa pueda liberarse de sus ataduras para dar forma a una visión liberadora. Es el caso de Walt Disney Company (WDC). De empresa grande pasó a monstruosamente grande con un valor de más de 700,000 millones de dólares.

Cuando el recién estrenado CEO de WDC, Robert Iger tomó posesión en 2005, se puso crítico y consideró que la empresa llevaba 10 años estancada, que producía películas y construía parques temáticos, pero carecía de personajes emblemáticos como años antes.

Para competir por el puesto de CEO procedió a diseñar su nueva visión y estrategia. Sus tres pilares fueron: calidad, tecnología y proyección global. En tecnología planteó que debería contribuir al mejoramiento de la calidad de los productos y al mejoramiento del proceso de entrega de productos al consumidor. Iger veía en 2005 que la manera como se estaba llegando al consumidor estaba sufriendo una disrupción, de modo que visualizó la necesidad de transportar a WDC hacia esa nueva situación evolutiva, “llegaría el día que la distribución moderna sería un medio esencial para mantener la relevancia de la marca”.

Los pasos que dio Iger fueron muy sencillos, vistos retrospectivamente: consolidar la funcionalidad y calidad de los parques temáticos, imprimir mayor calidad a Imageneering (la creadora de personajes), revisar y revitalizar sus líneas existentes más allá de Disney, como ESPN, ABC y muchas más. A partir de allí, lo importante era incrementar su variada oferta.

Su primer paso en 2006 fue comprar Pixar para poseer todos los derechos de sus célebres películas, ganadoras de premios Oscar, como Toy Story y sería el inicio de una nueva época de filmes exitosos, algunos ya estaban en proceso como Cars, Ratatuille, Brave, Monsters Inc, Los Increíbles y Coco.

El siguiente paso fue comprar Marvel en 2009, adquiriendo con ello una galería de más de 5000 personajes, de entre ellos saldría la película Black Panther, que fue un gran éxito de taquilla. En 2012 fue tras Lucas Film, los creadores de la saga Star Wars, de allí surgiría la creación de Star War y EndGame la película más taquillera de todos los tiempos.

Preocupado por el avance de la disrupción en la forma de entregar productos al consumidor, buscó una plataforma. Al principio estudió Snapchat, Spotify y Twitter. Se decidieron por Twitter y fueron tras ella. Grandes estudios y negociaciones para, finalmente poner precio y acuerdos. Todo listo. La noche anterior a la firma del contrato, Iger reflexionó en su tema central: ¿La cultura de esta nueva empresa enriquecería la cultura Disney? Decidió que no y por tanto canceló la operación que estaba a punto de firmar.

Esta búsqueda lo llevó a BAMtech que compró en 2016, mucho más barato adquirirla, apenas mil millones de dólares. A partir de ese momento iniciaron los trabajos, comenzaron con el Streaming de ESPN en 2018 y para 2019 ya tenían buena parte de los productos de Disney.

En 2019 concretó la alianza con 21st Fox Company por un monto de 71, 300 millones de dólares, incrementando notablemente su capacidad productora de películas por los estudios incorporados y con especial interés por la enorme presencia que tiene Fox en los mercados de India y China.

En 2020 procedió a presentar su proyecto de Streaming (Disney+) a su consejo de administración. Requería una decisión valiente. Se trataba de cancelar todos los contratos de licencia y dejar de percibir ingresos seguros para pasar a manejar directamente las entregas al consumidor, con ingresos probables, pero superiores en el largo plazo. Esto significa que Disney lanzará sus nuevas películas antes en Disney+ que en cines, para ello Robert Iger puso a trabajar a todas las divisiones de WDC, incluyendo Fox, en la creación de nuevas películas que fortalezcan el canal Disney+. Robert Iger tiene fecha de caducidad, su jubilación será en octubre de 2021. Manifiesta gran tristeza por abandonar la compañía que ha contribuido a crear. Otro vendrá a dirigirla. Es como haber trabajado para construir un trasatlántico y que otro lo piloteé.

Mucho qué reflexionar, ¿es cierto?, te deseo una semana feliz y productiva.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

Kenichi Ohmae: “La inspiración creadora es la habilidad para combinar, sintetizar o reacomodar fenómenos sin relación previa de manera que la mezcla sea más provechosa que cada uno de sus componentes”.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.