Escucha el podcast: Es Cuestión de Equipo, Amigos

En 1992 el gobernador de Arkansas, Bill Clinton, decidió lanzarse como candidato a la presidencia para enfrentar a George H. W. Bush (padre) que intentaba reelegirse. Como sabemos, Clinton ganó. Deseo destacar que, al reunir a su equipo de campaña, Bill Clinton les propuso que se centraran en un punto focal, una especie de eje para que a su alrededor giraran todas las ideas.

 

El equipo discutió y discutió dedicando horas enteras y noches de desvelo al análisis de un cúmulo de ideas valiosas para la campaña. En una sesión agotadora uno de los miembros del equipo de campaña, James Carville, dijo la frase célebre: “Es la economía, estúpidos”. Una vez que tenían el eje fue fácil armar una campaña triunfadora.

 

Pues bien, el domingo 7 de febrero de 2021 se disputó el Super Tazón de la NFL número LV. Una vez resuelto, todo se volvió halagos para Tom Brady que llevó a los Bucaneros a ganar 31 a 9. En parangón a los párrafos anteriores me gustaría aclarar con fuerza: es el equipo, amigos. No sólo Tom Brady.

En este blog he dedicado muchos artículos al tema de liderazgo. Ahora quiero aprovechar la ocasión para precisar lo importante, la clave no es el liderazgo de una persona, en este caso Tom Brady, la clave está en el liderazgo de la cadena de mando.

 

Al igual de lo que sucede en una empresa, el líder principal tiene que rodearse de líderes y construir una cadena de mando donde todos los eslabones estén sólidos y bien puestos.

 

Comencemos con los líderes del terreno de juego, el emparrillado como le dicen los cronistas. El futbol americano se juega sobre un terreno que es como un tablero de ajedrez y ello facilita el diseño de las jugadas “te vas a colocar en la yarda 35 y tres barras a la izquierda, -3 o bien yarda 35 y 5 barras a la derecha +5”, por ejemplo.

 

El primer líder a resaltar es Tod Bowles el coordinador defensivo. Fue tan eficaz que no permitió un touchdown de Kansas City Chiefs, únicamente llegaron a zona de patada para conseguir tres veces tres puntos. Según nos relata ESPN “El coach Bowles puso a sus jugadores en la posición correcta para ganar”, dijo el esquinero Sean Murphy-Bunting. “Cree en ellos (como gente) y cree en sus habilidades. No se sale del guion. Sólo se apega a él y se mantiene contigo. Siempre te motiva, siempre te da realmente buena información que sacas del campo para la vida real y puedes usarla para ser un mejor hombre”, agregó. El equipo defensivo nunca permitió a Patrick Mahomes lanzar largo, le rompieron la bolsa de protección y lo persiguieron todo el tiempo.

 

El segundo líder a reconocer es Byron Leftwich como coordinador ofensivo cuya misión básica era tender la bolsa de protección que permitiera a Tom Brady lanzar sus pases. La encomienda se cumplió y permitió tres largos lanzamientos para lograr que Ron Gronkowsky anotara dos veces y luego Antonio Brown fuera por el tercero. Por carrera anotó Leonard Fournette.

 

También debemos reconocer a Keith el coordinador de equipos especiales que con sus pateadores lograron todos los puntos que tuvieron la responsabilidad de cumplir, con ellos consiguieron sus 31 puntos para ganar arrolladoramente.

 

Ahora bien, entra en juego el líder mayor, Bruce Arians en su calidad de entrenador en jefe que coordina a todos los que se mueven en el emparrillado. Tenemos a Jason Licht que en su calidad de gerente general toma decisiones clave.

 

Podríamos detenernos allí, pero no es justo, la cadena de mando arranca en donde está el dinero. Los dueños de los Bucaneros son los Glazer, son quienes pusieron sobre la mesa un presupuesto de más de 40 millones de dólares para traer a Tom Brady, Ron Gronkowsky, Antonio Brown, McCoy y Fournette. Fichas clave para reforzar el equipo que ya existía. El último año triunfador del equipo fue en 2003 y, desde entonces, jugaron como un equipo de media tabla. Tuvieron años en que perdían más juegos de los que ganaban. Pero los hermanos Glazer pusieron tope a la imagen de equipo perdedor.

 

La pieza clave para arrancar el círculo virtuoso hacia el triunfo fue la contratación de Tom Brady en marzo de 2020, lo exalta el entrenador en jefe Bruce Arians, al afirmar: “Cuando traes a un ganador, y él dirige el barco, hace una diferencia total en tu vestuario y cada vez que pisamos el campo”.

 

Ahora los hermanos Glazer tendrán que aportar unos 60 millones de dólares adicionales a la nómina para poder conservar tanto talento. Hay más de diez equipos dispuestos a contratar a los mejores jugadores. El reto es mantener al equipo ganador, especialmente cuando Tom quiere su octavo anillo.

 

Te pido que reflexiones y te propongas reforzar tu cadena de mando debajo de ti para que sigas triunfando. Que tengas una semana feliz y productiva.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

VINCENT LOMBARDI: “EL GANAR NO LO ES TODO, PERO EL QUERER GANAR SÍ LO ES”

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.