Google: El Oráculo del Siglo XXI

Escucha el podcast: Google: El Oráculo Siglo XXI

En la antigüedad se crearon varios oráculos, el más famoso es el de Delfos, dedicado al dios Apolo. La justificación es la necesidad humana de obtener respuestas a nuestras angustias e incertidumbres. Se cuenta que Creso, el rey de Lidia, preguntó al oráculo si era oportuno ir a la guerra: “Si cruzas el río Halys destruirás un gran imperio”. Creso interpretó que era un presagio de que derrotaría al gran imperio persa. Fue al revés, los persas lo derrotaron y se apoderaron del imperio Lidio.

Los oráculos de hace tres mil años contestaban de manera enigmática y sus respuestas se prestaban a distintas interpretaciones. Ahora en el Siglo XXI en tiempos de fake news y de postverdades, estamos más necesitados que nunca de respuestas precisas. Para ello contamos con EL ORÁCULO DEL SIGLO XXI: GOOGLE.

Tenemos la fortuna de averiguar aquello que necesitamos saber y podemos saberlo con sólo preguntar de manera adecuada y clara: ¿cuál es la distancia de la tierra al sol? ¿cuántos pueblos mágicos hay en México? ¿Quién fue el último emperador Azteca? ¿Cuándo fue el último título de campeón del Cruz Azul? En fin, múltiples preguntas.

La gran pregunta: ¿cómo lo hace? ¿En dónde reside su magia? ¿Quién creó esa maravilla que nos saca de tantos apuros? Seamos sinceros, nuestra gratitud es enorme. Lo curioso es que este oráculo es alimentado por nosotros mismos, los usuarios. Los magos, somos nosotros, alrededor del mundo habemos muchas personas que proporcionamos datos y mucha información, Google nos pone la plataforma para que fluya.

Antes de Google existieron varias plataformas que brindaban este servicio, en especial, Altavista que fue fundada en 1995 y llegó a tener más de diez millones de búsquedas al día, tuvo dos dueños, uno de ellos Yahoo! que desde 1994 inició como un compilador de directorios. Es decir, había una gran inquietud por aprovechar toda la información que circulaba por las redes. El enfoque usado por Yahoo! era el que pensaba que los usuarios nos metemos a la red en una búsqueda exploratoria, un poco, el “vamos a ver qué encontramos”. Esa fue la falla de Yahoo! y era la oportunidad para algo mejor.

Larry Page uno de los muchos ingenieros informáticos que estaban interesados en el tema de los buscadores entró a estudiar el doctorado a la Universidad de Stanford en 1997 y allí coincidió con Sergey Brin, nacido en Moscú, pero viviendo en Estados Unidos desde los seis años. La óptica de ellos era que el usuario entra a la red, no a explorar, sino a buscar respuestas específicas a preguntas concretas.

Larry angustiado por encontrar la manera de manejar tanta información, una noche soñó que en el techo de su recámara había una telaraña gigantesca que atrapaba a cualquier bicho que anduviese volando por allí. Le pareció que esa era la solución, se levantó a trazar líneas y gráficos para crear esa telaraña informática. Buscó a su amigo matemático y se aislaron para evitar distracciones, hasta lograrlo.

La pareja se complementó perfectamente, Page como experto en informática y doctorado en Ciencias de la Computación; y Sergey como matemático y también doctorado en Ciencias de la Computación. Ambos crearon un motor de búsqueda que resultó funcional y fue muy utilizado por sus colegas de la Universidad de Stanford.

El 4 de septiembre de 1998 nació formalmente Google con la misión de «organizar la información de todo el mundo y hacerla universal y útil para todos». El reto que enfrentaron fue gigantesco porque consistía en organizar la información de más de diez millones de documentos que se encontraban en algo más de 150,000 sitios.

Tres años más tarde consideraron pertinente contratar a un experto en administración que fuera el presidente de la empresa, Eric Schmidt, quien durante diez años la hizo crecer de manera sorprendente. Crearon diversas derivaciones como Google Maps, Google Sky, Google Ventures, Google X y otras más, todo ello los llevó a crear un corporativo al cual llamaron Alphabet.

En fecha reciente Larry Page anunció una alianza de Google con Apple para un proyecto denominado Calico y enfocado a la salud de los seres humanos con el propósito de evitar enfermedades y prolongar la vida, su expresión es contundente: “Hay que entender que algo que anunciamos hoy con criterio e innovación será un hecho real en 10 o 20 años. Pero el proyecto Calico desde hoy está en marcha.”

No han faltado los reconocimientos para estos innovadores de primera magnitud. En el Foro Económico Mundial reconocieron a Larry como Líder Global para el Futuro del Mundo en 2002, en 2004 Joven Innovador, la Revista Research and Development lo nombró Innovador del Año. Lo hicieron miembro de la Academia Nacional de Ingeniería en 2004; y en 2008, el Rey de España le entregó el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Reflexionemos acerca de estas aportaciones que hacen nuestra vida mejor.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

No se te olvide leer LIDERAZGO FALLIDO. DEL ERROR TAMBIÉN SE APRENDE editado por Granica. A tu disposición en Amazon, El Sótano y Gandhi.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.