Elon Musk: Innovador Futurista II

Foto: https://fortune.com/2016/06/08/elon-musk-panasonic-shares/

Escucha el podcast: Elon Musk: Innovador Futurista II

En el blog anterior platicamos sobre la hazaña de lanzar un cohete y atracar la cápsula Crew Dragon en la Estación Espacial Internacional el día 31 de mayo de 2020.

Ahora exploraremos acerca de la carrera de este genio futurista que nació en Sudáfrica el 28 de junio de 1971. Su vida infantil fue muy activa porque su padre era un ingeniero brillante e hiperactivo que armó una avioneta y viajaron en familia de Sudáfrica a Australia. Jalaba a Elon a sus trabajos de ingeniería y construcción, desde chico se acostumbró a trabajar con fierros y máquinas viejas que su padre rearmaba; sin embargo, los recuerdos de Elon son ingratos por los frecuentes maltratos de su padre.

En la escuela Elon siempre destacó como estudiante, pero su carácter antisocial lo mantuvo sin amigos y siempre fue objeto de bulling doloroso, por eso se metió a clases de karate, judo y lucha para defenderse. Le compraron una computadora Commodore VIC-20 y aprendió a programar. A los 12 años diseñó un juego de lucha en el espacio que llamó Blastar y logró venderlo por 500 dólares a un periódico. Ganaba dinero resolviendo problemas con las computadoras.

A los 17 años decidió irse de su casa. Hay fuertes sospechas de que lo hizo para eludir el servicio militar. Voló de Pretoria, Sudáfrica a Canadá con los familiares de su abuela. Dos años más tarde llegaron su madre y sus dos hermanos, todos huyendo del papá.

El recibimiento en Canadá fue ingrato. Alquilaron un departamento destartalado y no tenían dinero para adecuarlo. Dormían en el suelo. Hasta que la madre consiguió un trabajo y pudieron comprar colchones y una computadora para Elon.

Las buenas calificaciones de Elon en High School le merecieron una beca para estudiar economía y física (dos carreras) en la Universidad de Pensilvania. En el inter fundó Zip2, una empresa dedicada a gestionar el desarrollo, alojamiento y mantenimiento de sitios web específicos para empresas de medios de comunicación. Llegó a manejar más de 300 sitios de medios reconocidos. Tuvieron éxito a tal grado que se les apareció Compaq Computer para comprar Zip2 por 307 millones de dólares. Elon recibió 22 millones de dólares. El resto fue para los otros accionistas.

De inmediato, Elon se juntó con otros inquietos inversores y él aportó 12 millones de dólares para crear X.com, una startup financiera, convirtiéndose en uno de los primeros bancos por internet. Su objetivo era remplazar el uso del dinero bancario.

La sociedad duró unos cuantos meses, sus socios se separaron para fundar sus propias empresas. Su competidor más fuerte se llamaba Confinity que lanzó su programa PayPal y estaba teniendo mucho éxito. Las dos empresas decidieron que en vez de competir era mejor unirse para formar una sola y se quedaron con el nombre X.com nombrando a Elon como su director general, por ser el accionista mayoritario. Deutsche Bank y Goldman Sachs decidieron invertir en la nueva empresa porque ya tenía un poco más del millón de clientes. Un año después los conflictos entre socios se volvieron insuperables.

Los socios decidieron destituir a Elon como director. Elon no tuvo más remedio que salirse, pero decidió aumentar su participación accionaria. Su confianza en el negocio no había disminuido. La empresa decidió cambiar su nombre a PayPal, Inc.

En 2002 la empresa entró a bolsa y recibió ofertas de eBay para ser comprada. Al principio resistieron hasta que la oferta llegó a 1,500 millones de dólares. Esta operación dejó a Elon con una fortuna de 180 millones. Por supuesto, no perdió tiempo, inyectó su dinero a sus proyectos en marcha: 100 millones a SpaceX, 70 millones a Tesla y 10 millones a SolarCity.

Su biógrafo Ashlee Vance (editorial Paidós) nos relata las enormes dificultades y obstáculos que debió enfrentar Elon a lo largo de su trayectoria, mientras daba forma a sus empresas principales como son Tesla y SpaceX también creó varias empresas, como SolarCity, The Boring Company, Hyperloop, Neuralink y Open AI.

SolarCity, una empresa para desarrollar paneles solares y hacer realidad sus sueños de aprovechar la energía solar. En The Boring Company se pretende mejorar los métodos y técnicas perforadoras para construir grandes pasos subterráneos, túneles profundos para autos y trenes. Neuralink es el más fantasioso de sus proyectos porque aspira a unir funcionalmente el cerebro con la inteligencia artificial mediante nanotecnología. Open AI es una empresa sin fines de lucro enfocada en la investigación de la inteligencia artificial para aprovecharla en el desarrollo de las capacidades humanas. Con el Hyperloop crea “cápsulas movilizadas a través de tubos de alto vacío con levitación magnética, son vagones encapsulados en un tubo que permiten viajar a 1220 kilómetros por hora” el proyecto planeado para México, según Andrés de León, director de Hyperloop México, será para una línea que irá de Ciudad de México a Guadalajara en 33 minutos.

Su biógrafo, Vance, nos da una luz del carácter y temperamento directivo de Elon: “Nadie llega adonde ha llegado siendo un tipo agradable en todo momento. Es un hombre sumamente decidido y seguro de sí mismo”. Sus atropellos, insultos y denigraciones hacia sus colaboradores son una huella profunda, pero también la lealtad y apego de los seguidores más capaces que están en este portafolio de Elon Musk.

La Revista Forbes le atribuye una fortuna de 43,300 millones de dólares. No es el dueño absoluto de sus empresas, pero sí guarda proporciones importantes. No quiere que lo vuelvan a echar de ninguna de sus creaciones, como le sucedió en PayPal, Inc.

Te invito a reflexionar sobre este exitoso y “loco” empresario, investigador y creador de proyectos que nos cambiarán la vida.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

No te pierdas de leer LIDERAZGO FALLIDO. DEL ERROR TAMBIÉN SE APRENDE editado por Granica.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.