lider_integro_4_bases_fundamentales

Escucha el podcast: Líder Íntegro: 4 Bases Fundamentales

En octubre de 2016 el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, se ufanó de no haber pagado impuestos durante los últimos 18 años, noticia dada a conocer por el periódico New York Times.

Lo más destacado es hacer notar el orgullo que siente el señor Trump por el éxito de sus marrullerías. No sólo eso, un destacado miembro de su equipo, Rudolph Giuliani, ponderó la inteligencia de su candidato que le permitió hacer eso, él dijo: “¿no creen que un hombre con esa inteligencia sería mejor presidente que una mujer?”

Entre otros detalles similares, la cúpula del Partido Republicano y otras personas destacadas de ese país manifiestan su preocupación, porque una persona carente de integridad no puede ascender a la posición de mayor rango de la política estadounidense.

¿Qué tan importante es la integridad para un líder? Uno de los presidentes más reconocidos de los Estados Unidos, John F. Kennedy, expresó ante el Congreso del Estado de Massachusetts uno de sus memorables discursos y en él planteó 4 criterios para juzgar el éxito o fracaso de un líder, para el momento en que se presentara ante “el alto tribunal de la historia”

  1. ¿Tuvimos el valor de hacer frente a nuestros enemigos o incluso a nuestros aliados o el coraje para resistir la presión pública en momentos de definición?

  1. ¿Fuimos verdaderos hombres de juicio- con juicio perceptivo del futuro al igual que del pasado- de nuestros propios errores al igual que de los errores de otros, con la suficiente sabiduría para saber lo que no sabíamos y la suficiente sinceridad para admitirlo?

  1. ¿Fuimos verdaderos hombres de integridad, hombres que nunca abandonamos ni los principios en los cuales creímos ni a las personas que creyeron en nosotros; hombres a quienes ni la ganancia económica ni la ambición política, pudieron nunca desviar del cumplimiento de nuestra sagrada confianza?

  1. ¿Fuimos verdaderos hombres consagrados, con un honor hipotecado no a un individuo o grupo, sin estar comprometidos por ninguna obligación o meta privada, sino dedicados únicamente a servir al bien público y al interés nacional?

Para Kennedy la integridad era: “no abandonar nunca los propios principios por razones de ganancia económica o ambición política”. Una de las acepciones que nos proporciona el diccionario de la Real Academia es la siguiente: “cualidad de rectitud y honestidad en el comportamiento”. Otra acepción: “estado de una cosa que mantiene todas sus partes o que no ha sufrido alteración”.

Veamos que la característica de integridad se aplica, por supuesto, a todas las personas, pero, en particular, a toda clase de líderes, no únicamente a los líderes políticos.

Por ello es tan importante que en toda empresa se plasmen por escrito los principios a los cuales se ajustará la actuación de las personas que trabajen en ella. Si no se hacen explícitos y no se manifiestan por escrito, lo más probable, es que cada persona esté viviendo de acuerdo con “sus principios” y no respete los principios de la organización en que trabaja, no tanto porque no quiera, sino porque no los conoce.

La integridad se convierte en uno de los pilares del buen liderazgo.

Te pido reflexiones al respecto, por lo pronto te deseo una semana feliz y productiva.

 

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

RECUERDA: NADA CAMBIA, HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA Y ESE… ¡ES UN LÍDER!

¿ACASO ERES TÚ? ¿QUÉ ESPERAS PARA ENTRAR EN ACCIÓN? A TU ALREDEDOR HAY MUCHAS NECESIDADES DE CAMBIO Y ESTÁN CLAMANDO POR TU INICIATIVA.

 

alfredo-esponda@cencadedigital.com

 

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

[wysija_form id=»2″]

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.