Liderazgo en Acción

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Liderazgo_en_Acción.jpg
Foto: https://nesn.com/2019/02/rob-parkers-take-on-tom-brady-lebron-james-debate-will-shock-patriots-fans/

Escucha el podcast:

Saltaron a la cancha y comenzaron las acciones. Ambos equipos creían en su posible triunfo. Se lanzaron con fuerza y determinación para conseguir la ventaja que les permitiera ser campeones. Un partido rudo. Las defensivas eran auténticos muros sólidos impasables. El regateo por el balón era furibundo. Parecían incapaces de vencer esas murallas. El partido se trabó en el medio campo. No había lucimiento. Cuatro o cinco jugadas como máximo con avances mínimos y a patear el balón. Los espectadores caímos en aburrimiento y sopor. No había emoción.

Ante la dificultad de arribar a la meta contraria para anotar un touchdown, la solución fue un primer intento de patada de 46 yardas por parte de Los Patriotas, pero ese fue un intento fallido, el balón pasó rozando por fuera el poste izquierdo. Fue hasta el segundo cuarto que otro intento de patada de 42 yardas dio a Los Patriotas sus primeros tres puntos.

Los Carneros lograron el empate con una patada de tres puntos. Se llegó al último cuarto con el menor puntaje en la historia del Súper Bowl, 3 a 3. En el último cuarto del partido, la estrella del encuentro, el líder de Los Patriotas logra un lanzamiento de 29 yardas con una recepción de parte de Gronkowski para colocar a su equipo a tan sólo dos yardas del touchdown. El anotador fue un joven llamado Sony Michel.

Seguir leyendo

El Desafío de Hablar en Público

Escucha el podcast: El Desafío de Hablar en Público

Era un 5 de enero, hace varios años, que me puse a buscar en el Directorio Amarillo un curso de hablar en público. Me urgía. Cerré el año anterior con un par de clases que impartí de Teoría Económica. Me sentí fatal y tuve la sensación de que los alumnos habían padecido mi clase, tal vez, más que yo.

En aquel año fui invitado por mi jefe, el licenciado Miguel Ángel Díaz Cerecer, para ser su maestro adjunto y dije que sí. Todo iba muy fácil, mi apoyo consistía en pasar lista y organizar algunas pequeñas cosas que él me encargaba.

El día menos pensado me dijo: “el próximo lunes no podré dar la clase, se la encargo, ya usted sabe cuál es el tema”.

Seguir leyendo