Tercerización: La Vía a mayor Eficiencia

La_Tercerización

Escucha el podcast: La_Tercerización

La brecha entre los países desarrollados y los demás se acrecienta aceleradamente. En una competencia cada vez más globalizada esto se convierte en un problema de mayor gravedad e importancia.

También observamos una brecha creciente al interior de un país entre las empresas de vanguardia y las que luchan por su propia sobrevivencia.

Son muchas las causas que establecen las diferencias que hacen a unas, ser más competitivas frente a las demás.

  Seguir leyendo

Emprendedor Fracasado

Emprendedor_Fracasado

Escucha el podcast: Emprendedor_Fracasado

Comienzo haciéndote una pregunta: ¿Alguna vez has fracasado? ¿Has intentado algún emprendimiento que no te resultó? ¿Cuál ha sido tu reacción? ¿Te tomó esfuerzo recuperarte?

En su obra LA VORÁGINE el escritor colombiano José Eustasio Rivera plantea una revelación de su personaje: “…los que un tiempo creyeron que mi inteligencia irradiaría extraordinariamente, cual una aureola de mi juventud;…los que al recordarme alguna vez piensen en mi fracaso y se pregunten por qué no fui lo que pude haber sido, sepan que el destino implacable me desarraigó de la prosperidad incipiente…”

Seguir leyendo

Los Talentos que Dios te Dio

Los_TalentosFoto: http://vvsuno.com/2015/02/19/diamantes-en-bruto-vs-diamantes-pulidos/

Escucha el podcast: El_Talento

Llegó precedido de un gran eslogan firmado por Plácido Domingo: “Es el tenor ligero más importante del mundo”. ¡Caray! Esa frase expresada por el tenor dramático más importante del mundo es un aval determinante. Imposible faltar a la cita.

Acompañado de mis compadres, que tienen un oído privilegiado, decidimos asistir a la presentación. Sabía que además de gustar del evento, habría conversación sabrosa al final.

El 6 de octubre de 2015 a las nueve de la noche, en el Auditorio Nacional, apareció Juan Diego Flórez (así lo escribe, no es mi culpa). Interpretó un aria de La Cenicienta de Rossini. Al terminar esa aria le dije a mi compadre: “Ya podemos irnos”. Por supuesto, no era eso lo que deseaba. Lo que pasa que desde el primer momento se apreció la diferencia.

Seguir leyendo