Un Poco Más

Escucha el podcast: Un Poco Más

Fue un lunes por la tarde, llegué al estacionamiento de 5 niveles. Estaba abarrotado. Costó trabajo encontrar lugar, pero conseguí estacionarme. Salí y al pisar el césped sentí el ambiente juvenil que caracteriza a un campus universitario. A mi lado izquierdo, mientras caminaba, una cancha de futbol con pista para correr al lado. Jóvenes participando en sus distintas disciplinas. Me recordó mis tiempos de estudiante en la esplendorosa Ciudad Universitaria.

Entré al auditorio y vibré con el entusiasmo y alegría de jóvenes que se encontraban sentados ordenadamente, al fondo las sillas para los papás y familiares en general. ¡Qué emoción! Todos los asistentes con una enorme sonrisa de satisfacción y alegría. El evento denominado Excelencia Académica nos convocaba para ser testigos de la entrega de reconocimientos a quienes en el semestre anterior habían superado el promedio escolar de 95 puntos sobre 100.

Observé 240 sillas para estudiantes objeto del reconocimiento. El evento dio comienzo con un discurso de una alumna premiada que habló a nombre de sus compañeros. Pasaron los estudiantes en perfecto orden y acomodo, sin tiempos perdidos. Al final, otro discurso, ahora del decano que habló a nombre del profesorado. Después un cocktail en honor de los premiados. Evento breve y puntual.

Seguir leyendo

Líder en lo Fundamental

lider_enlo_fundamental
Foto: http://www.infobae.com/america/deportes/2016/11/03/los-chicago-cubs-ganaron-la-serie-mundial-ante-los-indians-de-cleveland-su-primera-en-108-anos/

Escucha el podcast: Líder en lo Fundamental

¡Qué triunfo! ¡Qué manera de festejar la conquista de un título! No es para sorprenderse, después de un gran esfuerzo viene la recompensa. Las calles de la ciudad de Chicago se saturaron, más de dos millones de personas para vitorear a los campeones del béisbol, los Cachorros de Chicago.

Este equipo ganó su último campeonato de Serie Mundial en 1907. Aunque fue fundado en 1870 durante 37 años jugó con otro nombre y es curioso que apenas cambiaron a Cubs (oseznos, equivalente a cachorros, es decir, osos niños) ganaron su primer y único campeonato.

En 1945 volvieron a llegar a la Serie Mundial, en la cuarta entrada sucedió que un aficionado llamado Billy Sianis llevó al estadio a su mascota, una cabra. Como varios aficionados que estaban alrededor se sintieron molestos y se quejaron porque “olía espantoso” y hacía ruidos, entonces los policías le pidieron que abandonara el estadio. En ese momento Billy los maldijo: “no ganarán jamás, ni ésta ni otra Serie Mundial”.

  Seguir leyendo