Felicidad y Dinero, una Misma Familia

Escucha el podcast: Felicidad y Dinero una Misma Familia

A Rosario la vi progresar paulatinamente. De niña, le encantaba tejer y hacer vestiditos para sus muñecas. Luego, escogió la carrera de diseño industrial con especialidad en textiles. Trabajó un par de años en una casa de modas.

Cuando me platicó que pondría una empresa de vestidos para novias, no me sorprendió. Comenzó representando una empresa española. Los vestidos había que encargarlos con tres meses de anticipación, por lo menos.  Aprendió todos los detalles. De modo que no le tomó mucho tiempo deshacerse de esa representación y comenzar a diseñar y fabricar vestidos hechos por ella misma.

Han pasado 27 años desde aquella decisión.  Hoy fabrica una centena de vestidos cada mes, todos finos, impecables y, por supuesto, caros. Su negocio es altamente rentable y le permite realizar unos cuantos viajes al extranjero cada año. Tiene un equipo de trabajo sólido y leal. Una clientela admirable que le brinda un amplio reconocimiento aderezado con recomendaciones que hoy le provocan ventas continuas. Éxito comercial merecido y prosperidad bien sustentada, que ella disfruta gozosamente, sin apuros, el tiempo está de su lado.

Seguir leyendo

Sin Primaria Buena…

Foto: http://conceptodefinicion.de/educacion-primaria/

 

Escucha el podcast: Sin Primaria Buena…

“No me lo puedo explicar, pero no tengo duda al afirmar que en Colombia se habla el mejor castellano del planeta”, así afirma Mario Vargas Llosa después de recorrer calles, bares, restaurantes y demás lugares públicos en Bogotá, Cali y otras ciudades de ese país.

En México estamos siendo invadidos por expulsados de las economías venezolanas, argentinas, colombianas y chilenas. Ellos encuentran en nuestra tierra las oportunidades laborales que allá no pueden ganarse, de modo que hemos de aceptar que se cuelan porque traen un bagaje cultural y una motivación laboral que nos supera.

Seguir leyendo

Liderazgo: Iniciar sin Consumar

Liderazgo_Iniciar_sin_Consumar

Escucha el podcast: Liderazgo_Iniciar_sin_Consumar

Hace apenas unos días tuve una breve conversación con una persona que aspira a comprar un buen auto usado al mejor precio posible. Después de una búsqueda intensa de dos semanas encontró una unidad a su gusto y al presupuesto disponible. Me comentó que la operación se cerraría la siguiente semana. Se me ocurrió preguntarle: “¿le diste un anticipo para que te lo aparte?”

Su reacción me sorprendió: “No me mates mi felicidad”, eso dijo. Me callé y pensé: ¿cómo es posible que haya personas que inician algo, pero no lo culminan?  Es de pensar que si al dueño de ese automóvil le aparece otro comprador con chequera en mano se lo venderá de inmediato. La promesa hecha y la palabra hablada son volátiles como “pluma al viento”.

¡Qué fácil resulta abrir círculos y no cerrarlos!

El 8 de agosto de 2011 se reunieron representantes del más alto nivel en México para analizar un documento con “30 medidas para la construcción de una política de Estado para la seguridad en justicia y democracia”.

Eran los tiempos en que los movimientos sociales eran liderados por el poeta Javier Sicilia. Eran los tiempos en que alzaba la voz Alejandro Martí para reclamar “si no pueden, renuncien”. Eran los tiempos en que Isabel Miranda de Wallace protestaba enérgicamente ante los hombres del poder.

A los tres les asesinaron a sus respectivos hijos. La sociedad entera compartió su dolor.

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos pronunció su discurso diciéndonos “ya basta de discursos, hagamos un frente común en contra de la corrupción, la impunidad y la irresponsabilidad, el uso partidista del poder, el cinismo y las mentiras…” (bla, bla, bla)

El Rector de la UNAM  lanzó su audaz propuesta: “México tiene que proponerse nuevas hazañas”.

El Rector agregó: “Invito a todos los representantes del Estado Nacional a que analicen el documento que se entrega y asuman sus responsabilidades en el afán que nos motiva, en especial, son los poderes públicos los que deben generar la Política de Estado que nos hace tanta falta”.

De las 30 medidas que integraban ese plan ¿Cuántas se habrán llevado a cabo?, ¿dónde quedó el plan? ¿Lo hizo suyo el gobierno siguiente? ¿Tenía indicadores, mediciones, responsables, fechas comprometidas? ¿Hubo premios o reconocimientos a los que cumplieron? ¿Alguien se acuerda?

Lo que cuenta en realidad es preguntar ¿Se encuentra hoy más segura la sociedad? ¿Es más tranquilo caminar por calles, recorrer parques y circular por carreteras? ¿México es un país más justo y democrático? A la distancia de cuatro años con un nuevo gobierno ¿estamos mejor?

Seamos sinceros, la política no es tema para este blog, es un pretexto para analizar:

EL ROL DE LOS LÍDERES ANTE LOS PROBLEMAS QUE ENFRENTAN

En tu empresa se elaboran planes estratégicos y programas de trabajo ¿sí o no? ¿Cuentan con indicadores de calidad y cantidad, fechas, responsables, etc.? ¿Hay seguimiento y evaluaciones parciales de los avances o sorpresas al analizar cuando finaliza el año?

Formamos parte de una sociedad latinoamericana con sus hábitos y costumbres, no podemos sustraernos a ese imperativo. Los gobiernos son un reflejo de la sociedad y no al revés.

En el 50°Congreso Internacional de Recursos Humanos, organizado por la Asociación Mexicana de Directores de Recursos Humanos, se realizó un panel con cuatro directores de grandes empresas: CEMEX, SOFTTEK, PEPSI ALIMENTOS y FEMSA.

Los cuatro concluyeron que resulta preocupante tener niveles de productividad muy por debajo del promedio de los países de la OCDE.

Son muchos años de estar discurseando sobre la baja productividad, pero ¿qué hacemos en la realidad?

A nivel individual tampoco sucede algo diferente. Como una muestra de la universalidad de esta preocupación, te comparto el pensamiento de un experto mundial en calidad, Philip Crosby, quien en vida dominó planteamientos acertados acerca de la mejora continua y del control de los procesos para evitar la variación, hizo del cero defectos su lema:

“Durante muchos años mis amigos me advertían del riesgo que corría por mi exceso de peso y la falta de ejercicio. Siempre los ignoré. Fue a partir de  un infarto y mi contacto con la sensación de morir que cambié radicalmente”. Si eso le pasa al experto ¿qué esperar de nosotros?

Hagamos entonces del compromiso por mejorar, por iniciar y consumar, nuestro decidido aporte a la sociedad en que nos desenvolvemos.

Te deseo una semana feliz y productiva.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

NADA CAMBIA, HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA: ESE ES UN LÍDER ¿ACASO ERES TÚ?

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)