Definición de Liderazgo

Escucha el podcast: Definición de Liderazgo

En mi calidad de coleccionista de enfoques sobre el tema he encontrado una buena cantidad de definiciones sobre liderazgo. Todos los autores destacables de administración y negocios han expresado su propia definición.

De entre todas elijo tres definiciones para ti. Steve Jobs nos dice que liderazgo es la capacidad de formular innovaciones. No hay líder si se limita a la inercia, tiene que innovar.

Peter Drucker, el padre de la administración moderna, nos dice que un líder es aquel que tiene seguidores, no concibe un líder que no tenga quien lo siga, de algún modo, es quien al ejercer influencia consigue que alguna persona crea en él.

Tom Peters, el autor de En Busca de la Excelencia, enfoca su atención en los resultados como faro iluminador para entender el liderazgo. Si un líder no logra resultados pierde su categoría.

En consecuencia, quiero que te imagines un triángulo, el triángulo del liderazgo, con tres lados: innovación, seguidores y resultados. Si los conjugamos llegamos a una definición que espero te sea útil para tus labores al frente de tu equipo de trabajo.

Liderazgo es el conjunto de actuaciones de una persona para establecer un propósito que atrae seguidores comprometidos con su realización.

¿Adónde vamos con esta definición? Bueno, de lo que se trata es de comprender que el liderazgo consiste en varias actuaciones, no pensamientos, no ilusiones, sino la persona que actúa y se pone en acción para, antes que nada, tomar la iniciativa y lanzar un proyecto, ya sea un propósito de trabajo, un proyecto de vida o de nación.

Si pensamos en líder para una nación el proyecto tiene que inspirar a muchos, tal es el caso de Donald Trump con su llamado “Make America great again” equivalente a “Hagamos grande de nuevo a nuestro país”. El ex Rector de la UNAM, doctor Narro, comentó una vez: “México debe proponerse nuevas hazañas”. Una persona que nos proponga una nueva hazaña que levante el ánimo en nuestro país, si nos propone un proyecto que inspire a nuestra ciudadanía, se volvería un auténtico líder, pero ¿dónde lo encontramos?

Steve Jobs tuvo la visión siguiente: “se trata de que exista una computadora en cada escritorio”. Bill Gates estableció: “crearemos un software operativo para cada computadora”. Ambos se volvieron líderes de la industria informática. Sus visiones lograron adeptos devotos y comprometidos.

Cuando existe una problemática compleja, hay muchas personas que opinan planteamientos diversos y nadie sabe cuál camino tomar. Todos reclaman una solución, pero nadie sabe cuál es. En 2017 México sufrió el año más cruel de su historia con 28,753 homicidios dolosos y, en total, cerca de 100,000 personas afectadas entre desapariciones y asesinatos del crimen organizado. El reclamo generalizado consiste en que es preciso cambiar de estrategia en el combate a este flagelo, todo mundo critica, pero no surge la propuesta esperanzadora que convenza. Hay muchas ideas, unas contrapuestas con otras, pero ¿a quién creerle?

Cuando se presentan situaciones complejas y desafiantes se necesita un líder que proponga una solución, pero frente a ese reto surge el segundo requisito del liderazgo: esa propuesta tiene que inspirar a seguidores dispuestos a comprometerse con el líder para que, juntos, la hagan realidad.

Para cumplir este requisito es preciso que la propuesta sea persuasiva y convincente. Debe ser la solución que los seguidores nunca pudieron articular por sí mismos, pero cuando la escuchan creen en ella y están dispuestos a comprometerse. Ese olfato del líder para dar en el clavo resulta una característica relevante. Es la esencia.

El tercer requisito: la realización de lo proyectado. ¿Cuántos líderes conoces que realmente cumplen lo que ofrecen? Son pocos, ¿verdad? Un líder es como un vendedor, hace promesas halagadoras con tal de obtener seguidores que voten por él o que lo escojan para que los dirija.

De modo que el liderazgo es un proceso de tres pasos: establecer un propósito, inspirar seguidores comprometidos y conseguir la realización de lo proyectado.

El liderazgo es la herramienta fundamental para todo dirigente, ya sea una congregación, asociación, jefatura departamental, gerencia o dirección. Quien se pone frente a un ejército da por hecho que la lealtad y el compromiso ya existen de manera obligatoria, sin embargo, se pierde en el primer momento en que ven que el comandante de las tropas tiene duda, confusión o miedo.

Ser líder es un verdadero privilegio, pero la carga emocional que representa es un costo anímico para el cual no todos estamos preparados. La responsabilidad de ser un modelo para los seguidores juega un rol importante, son muchos líderes que faltan en los hechos a las palabras de inspiración. Todos ellos hablan de valores tales como honradez, integridad, valentía y muchos más, pero a la menor prueba fallan y pierden el respeto de sus seguidores. Se quedan sin credibilidad de quiénes les brinda el soporte clave para su proyecto.

Te invito a considerar estos aspectos, si eres líder para que los refuerces y si estás aspirando a una posición de liderazgo para que te valores y pienses detenidamente en tus capacidades. No te atrevas a ser líder sin poseer esta potencia.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

RECUERDA: NADA CAMBIA HASTA QUE ALGUIEN DA EL PRIMER PASO Y ÉSE…ES UN LÍDER ¿ACASO ERES TÚ? TOMA LA INICIATIVA CUANTO ANTES, PRESENTA PROYECTOS Y CONSIGUE SEGUIDORES.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

Lealtad ¿A qué? ¿A quién?

Foto: http://informa-tico.com/6-06-2017/lecciones-comicios-mexico

Escucha el podcast: Lealtad ¿A qué? ¿A quién?

“Amigos para siempre. Hasta la muerte” “Sí, hasta la muerte”. Ese pacto se juraron tres mozalbetes después de recibir un buen dinero por eliminar a un miembro de la mafia. Siguieron juntos durante muchos años construyendo sendos clanes de mafiosos.

Pasados unos años, no faltó quien fallara al pacto. Tony, uno de ellos, decidió eliminar a Mike para quedarse como dueño único del mercado de la droga en Marsella. No obstante tremenda balacera, en el hospital le salvaron la vida a Mike y se convirtió en El Inmortal, título de la película protagonizada por el actor francés Jean Reno. Mike y Tony vivieron en venganzas continuas.

Con frecuencia se hacen pactos basados en lealtades que luego se traicionan. Y tú, estimado lector, te has preguntado ¿A qué eres leal? ¿A quién sigues con fidelidad? En algún momento de tu vida ¿has faltado a esa lealtad juramentada o simplemente acordada? ¿Has sido infiel con alguien?

  Seguir leyendo

Entre Planeación y Realización… Barrancas

Escucha el podcast: Entre Planeación y Realización… Barrancas

¡Qué fácil resulta hacer planes! Sí, ya sea para bajar de peso, ahorrar, mejorar un proceso o llevar una empresa familiar a la institucionalización. Emergen dificultades no previstas que hacen difícil o imposible continuar con lo planeado y conseguir su realización.

Hacer planes y no concretarlos provoca sentimientos de impotencia y frustración. De este modo, no queda más remedio que echar mano de la disciplina y el apego a lo comprometido. Pero no basta, tenemos que acudir a recursos extraños, formales y…cada vez más profesionales.

Son muchos los esfuerzos que he visto para dar forma a una planeación estratégica en distintas empresas. Cuando el plan está terminado, los directivos que han vaciado en él las mejores ideas y los más profundos conocimientos se sienten orgullosos y dispuestos a convertir el fruto de sus esfuerzos en realidad. Pero el tiempo pasa y…caen en el fondo del barranco del olvido, todo se quedó en la bruma de las buenas intenciones.

Entonces, ¿qué hacer? En la parábola escrita por Kenneth Blanchard intitulada “Cierre las brechas” encontramos algunas sugerencias que nos ayudan a la realización de nuestros planes, ¡sigámoslas!

“Todo lo que tenemos que hacer es alinear las necesidades de desempeño con las necesidades del negocio. Y para lograrlo, sólo tenemos que asegurarnos de que se cumplan las necesidades de capacitación y del entorno de trabajo. Y tenemos que calcular lo que nuestra gente tiene que hacer para realizar todo más, mejor o diferente, y luego, lograr que lo hagan así”.

En consultoría se suele dividir esto en dos grandes apartados para el análisis: el “as is” y el “to be”. Es decir, el cómo están las cosas y el cómo deberían estar, para luego identificar las brechas.

Blanchard sugiere hacerlo en tres etapas: 1. Atender las necesidades del negocio. 2. Atender las necesidades de desempeño. 3. Atender las necesidades del entorno de trabajo y de capacitación.

Lo primero que debemos hacer es comprender cuál es la razón de ser del negocio, para qué está, qué problemas ayuda a resolver socialmente. Esto es mejor plasmarlo elaborando el Modelo de Negocio que nos aclara las relaciones de causa-efecto, lo hacemos plasmando con claridad la propuesta de valor que ofrece la empresa y el para quién es, los segmentos del mercado a quienes está dirigida dicha propuesta. Por supuesto descubriendo la brecha entre el “as is” y el “to be”.

La siguiente brecha a descubrir es la que se refiere al desempeño. Lo que hacemos ¿está bien hecho o en qué se puede más, mejor o diferente? Si observamos el desempeño de un capturista de datos podemos analizar sus tiempos, sus aciertos y sus errores, para luego encontrar el desempeño que provocaría más resultados o mejores o diferentes. Si se trata de un vendedor nos interesaría ver sus volúmenes vendidos, en unidades monetarias o físicas, en caso de que necesitemos un mejoramiento tenemos que encontrar la brecha entre su desempeño actual (“as is”) y el desempeño deseado (“to be”).

El tercer paso consiste en observar el lugar de trabajo, las herramientas o elementos necesarios, y la clase de capacitación conveniente para conseguir el “más, mejor o diferente”. Otra vez, ¿cuál es la brecha?

Conozco el caso de una empresa que presiona a sus vendedores para que incrementen los volúmenes de venta, en unidades físicas y en dinero. A la hora de analizar el entorno del trabajo encontramos que no cuentan con fichas técnicas que describan con precisión los productos, no tienen folletos, no reciben bases de datos, tienen que crearlas ellos. Adentrándonos en el proceso de ventas descubrimos que no manejan técnicas de prospección, de negociación, ni de cierre de ventas. Lo peor, el área no dispone de presupuesto para capacitarse profesionalmente.

¿Cuál es la solución sin gastar? Identificar a los mejores vendedores, comprobados con base en sus resultados de ventas, conversar con ellos para conocer sus secretos, es decir, ¿cómo lo hacen?

Con esos elementos identificados hacer juntas para que los vendedores con mejores resultados compartan sus experiencias con sus compañeros y el jefe pueda insistir en las conductas relevantes que hacen la diferencia entre los buenos y los malos resultados. Algunos llaman a esto su “clínica de ventas”.

Un beneficio adicional es que los mejores vendedores obtendrán una motivación extra al recibir la oportunidad de compartir con sus compañeros los secretos profesionales que han ido desarrollando poco a poco. Será una forma de reconocimiento muy poderoso.

Si el jefe está interesado en obtener grandes resultados puede seguir estos tres pasos para descubrir las brechas y poner en práctica las soluciones que hagan realidad sus planes.

Te invito a reflexionar acerca de cómo hacer más, mejor o diferente lo que hoy haces, comparando el “as is” con el “to be”, la situación actual frente a lo deseado, el deber ser. ¡Suerte!

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

RECUERDA: NADA CAMBIA HASTA QUE ALGUIEN DA EL PRIMER PASO Y ÉSE…ES UN LÍDER. ¿ACASO ERES TÚ? LA VIDA PREMIA AL QUE HACE MÁS, MEJOR O DIFERENTE. EL PREMIO INMEDIATO ES EL FORTALECIMIENTO DEL AUTOCONCEPTO.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)