Proceso de Innovar

Escucha el podcast: Proceso de Innovar

Cuando sabemos de una innovación que nos deslumbra solemos creer que fue un chispazo de la mente o la suerte de dar con un hallazgo relevante, pero no es así. La innovación es un proceso.

Las grandes hazañas que nos tienen deslumbrados son un ejemplo vivo de este proceso.

Para Steve Jobs el escuchar su música favorita (Bob Dylan) en un cacharro moderno como el Walkman de Sony, le permitía disfrutar, pero no lo hacía totalmente feliz, estaba seguro de que se podía lograr una mejor trasmisión de sonido, por eso creó el iPod.

Seguir leyendo

Líder Engañabobos

Foto: https://tecnicashablarenpublico.com/blog/las-5-c-que-todo-orador-debe-aplicar-para-impactar-con-su-mensaje/

Escucha el podcast: Líder Engañabobos

 

Por mi dedicación al tema de liderazgo, durante muchos años, he mantenido atención sobre ascensos y caídas de líderes políticos y empresariales. Por este motivo, confieso que frecuentemente me dejo engañar por afirmaciones que suenan fidedignas, acabo creyéndolas porque tengo la esperanza de que ¡al fin! un líder auténtico arroje resultados felices.

Así me ha sucedido en varias ocasiones. Me llegó por redes sociales un discurso de toma de posesión y me encantó, una vez más, caí redondito. El nuevo mandatario planteaba a sus compatriotas: “¿Qué significa ser un país moderno? Significa que las desigualdades entre los más pobres y los más ricos deben resolverse…” y continuaba “¿Cómo poner más dinero en el bolsillo y en los hogares? Emparejando el acceso a servicios esenciales que hoy son escasos o inexistentes…cerrando brechas…y poniendo el bienestar de las personas como el objetivo fundamental de cualquier cambio o reforma”.

Seguir leyendo

Líder Ajedrecista

lider_ajedrecista

Escucha el podcast: Líder Ajedrecista

En fecha reciente compré un libro que me llamó la atención, se intitula “La Estrategia del Rey”, está escrito por Mark Miller y editado por Paidós empresa.

Miller nos hace reflexionar sobre el hecho de que la mayoría de los líderes estamos enfocados en dirigir como si jugáramos “damas” en vez de “ajedrez”.

En un juego de damas las fichas tienen idéntico valor y sólo pueden hacer dos movimientos: en diagonal o hacia adelante brincando una ficha.

  Seguir leyendo