3 Pasos para Salir del Hoyo

3_pasos_salir_hoyo

 

Escucha el podcast: 3 Paso para Salir del Hoyo

 

Lucio, un gran amigo, tiene dos años que no da golpe. Duda en renunciar a su trabajo, pero su apego es tan grande que sigue y sigue, ya cumplió dos años en que me dijo que se iba a ir. Ni siquiera ha buscado una opción. ¿Tendrá miedo?

 

Ha estado tan a gusto durante casi quince años, que entró en una meseta de conformidad y se limita a dejarse llevar por las tareas del día a día. Su trabajo de contador general de la empresa le ha permitido hacer una maestría en impuestos y un par de diplomados sobre las normas actuales de contabilidad. Se deja llevar por la inercia.

 

Lucio es un verdadero especialista. Todos en la empresa le reconocen su conocimiento y experiencia, aunque le censuran su frecuente mal humor. El mal genio con que maneja sus relaciones supera con creces el aprecio que le brindan sus compañeros. Él esperaba que lo despidieran y le dieran una liquidación, pero esto no ha sucedido. Su empresa lo necesita.

Seguir leyendo

La Práctica hace… al Mediocre

Escucha el podcast:  La Práctica Hace… al Mediocre

 

Es conocida la frase “la práctica hace al maestro”. Déjame refutar esa opinión generalizada. Te invito a reflexionar y te pido que me compartas tu punto de vista. ¿Estás convencido de que la práctica hace al maestro? ¿Estás seguro?

¿Has visto en los parques a muchos jugadores de futbol? Pululan por todos lados. He visto a ejecutivos de más de 30 años haciendo su cascarita agotados, pero eso sí, con entusiasmo pleno. Si el deporte nacional es el futbol y vemos que se practica con tanta intensidad, ¿por qué no logramos la maestría? Algo falta, ¿verdad?

¿Has visto a médicos del IMSS atender más de 25 pacientes diarios? ¿Cómo es que con tanta práctica no se vuelven maestros en su especialidad? Algo falla, ¿verdad?

Seguir leyendo

Persuasión: Técnicas 4 y 5

Foto: https://mashable.com/2016/12/14/jerry-maguire-vhs-tapes-anniversary/

Escucha el podcast: Persuasión: Técnicas 4 y 5

En la película Jerry Maguire, el actor Tom Cruise es un representante de deportistas de alto rendimiento. Lo despiden y, no obstante, su empeño por conservar para su nuevo papel de independiente, al máximo de jugadores que ya representaba, únicamente consigue uno. Este jugador extraordinario se vuelve su amigo, pero le exige “show me the money” (muéstrame la lana).

En su máximo esfuerzo, Jerry consigue un contrato de apenas 1.7 millones de dólares cuando ellos pedían 30 millones por jugar con los Cardenales de Arizona. El caso es que transcurre la temporada de la NFL y no sienten avance en las negociaciones por una mejor contratación.

En un diálogo inolvidable, casi al final de la película, Jerry le dice a su representado: “ya que hablamos como amigos déjame decirte una cosa. En el campo te la pasas quejándote de todos, de los árbitros, de tus compañeros, del entrenador y de los bajos patrocinios que recibes. Eso no nos ayuda. Tienes que regresar al nivel de juego que tenías antes. Tú dices que amas el foot ball, ¡demuéstralo! Haz jugadas sensacionales. Diviértete. Entrégate. Demuestra tu pasión”. Por supuesto, el jugador se disgusta y se va.

Seguir leyendo