Proceso de Innovar

Escucha el podcast: Proceso de Innovar

Cuando sabemos de una innovación que nos deslumbra solemos creer que fue un chispazo de la mente o la suerte de dar con un hallazgo relevante, pero no es así. La innovación es un proceso.

Las grandes hazañas que nos tienen deslumbrados son un ejemplo vivo de este proceso.

Para Steve Jobs el escuchar su música favorita (Bob Dylan) en un cacharro moderno como el Walkman de Sony, le permitía disfrutar, pero no lo hacía totalmente feliz, estaba seguro de que se podía lograr una mejor trasmisión de sonido, por eso creó el iPod.

Seguir leyendo

La Rueda de la Innovación II

Escucha el podcast: La Rueda de la Innovación II

Decíamos en el artículo de la semana pasada que: “México siempre llega tarde a la mesa de la prosperidad” (José Vasconcelos). En el aprovechamiento de la basura para transformarla en electricidad nos hemos tardado más de 50 años. Los europeos lo hacen desde los años sesenta.

La reportera e investigadora Rosalía Lara nos presenta en Expansión de 01-mayo-2018 el caso de éxito de una empresa que afirma: “tenemos presencia en México desde hace 25 años. Trabajamos en 40 ciudades y atendemos a más de 13 millones de habitantes”.

En “el constituyente del Distrito Federal”, que le cambió el nombre a CDMX y donde predominó el pensamiento de izquierda. En su artículo 14 decretó: “El agua es un bien público, social y cultural. Es inalienable, inembargable, irrenunciable y esencial para la vida. La gestión del agua será pública y sin fines de lucro”.

Seguir leyendo

Líderes, ¿Cómo Evaluarlos? Parte II

Escucha el podcast: Líderes, ¿Cómo Evaluarlos? Parte II

Continuemos con el mismo tema: ¿cómo evaluar a los líderes? Planteamos en el blog de la semana pasada la fórmula VER donde V hace referencia a los valores, la conducta ética de los líderes. La E se refiere a la ejecución, las habilidades, las competencias que poseen los líderes. Ahora, comentaremos la R de resultados.

RESULTADOS: lo que realmente esperamos los ciudadanos es que nos hablen de resultados. Los informes a los que nos referimos nos mencionan hospitales, carreteras, escuelas, institutos o, incluso, universidades. Es cierto que la culminación de esos proyectos nos refleja resultados, pero no podemos darnos por satisfechos.

Nos está haciendo falta que los resultados estén relacionados con las expectativas de la población. Necesitamos que nos hablen de cobertura, qué porcentaje del 100 % de la población goza de los servicios públicos y, por deducción, que nos informen con humildad el porcentaje que no han logrado cubrir.

  Seguir leyendo