Líder que Hace Olas

Líder_que_hace_olas

Es frecuente escuchar la frase: “no hagas olas”, como una advertencia del riesgo que corre quien propone un cambio, por pequeño que sea. La incrustación de esta idea en la cultura de una organización la conduce a la parálisis, hasta llegar a la esclerosis múltiple, nadie intenta nada nuevo.

Nada hay más trágico que una organización donde todo permanece igual, con aguas quietas, sin movimiento. Aburrirse se vuelve la costumbre. La inercia conduce los acontecimientos cotidianos. Esto permanece así hasta que el mercado descalifica a esa organización y entonces, sí, hasta entonces, a moverse, pero…es demasiado tarde. El naufragio queda al descubierto.

Proponemos la necesidad, la urgencia, de que en cada organización existan líderes a todos los niveles y que asuman su carga de responsabilidad haciendo olas. Es imperativo crear una cultura de innovación constante, pero la precondición viene a ser la existencia de líderes con iniciativa, líderes capaces de cuestionar lo existente y de proponer lo inexistente.

Seguir leyendo

Liderazgo: 25 Tips del Gurú Tom Peters

tom-peters

El mayor éxito de librería en el tema de negocios es sin duda “En Busca de la Excelencia” y uno de sus coautores es Tom Peters. Nos ha visitado una gran cantidad de veces, la mayoría de ellas para participar en los eventos de WOBI y de éstos hemos tomado lo que consideramos sus mejores sugerencias para un buen liderazgo.

  1. Todos los líderes deben aplicar el Cuadrángulo Dorado del Liderazgo: Líder desarrollador de talento + Líder visionario carismático + Líder de negocios + Líder soñador tecnológico.
  2. Los líderes actúan, saben esperar, entregan resultados y son realistas, ganan mediante una buena logística.
  3. Los líderes se enfocan: no padecen de déficit de atención, no permiten que los saquen de la jugada en el momento más importante. Seguir leyendo

Líder Obsoleto: Yo Propietario, Yo Controlo, Yo Mando

Estrategia1

Hace unos años tuve el privilegio de brindar consultoría a un área de innovación y calidad de una de las Instituciones más grandes del país. El Director recién asignado tenía tan sólo una pequeña oficina y cinco subordinados. Acudí a su llamado por recomendación de un cliente satisfecho y que resultó ser buen amigo de él. Hicimos un plan de trabajo para cinco años. El paso inmediato era muy escaso, debido a su presupuesto tan limitado.

Con gran destreza y manejo político, seis meses después, los diez equipos que formamos para formular proyectos de mejora, hicieron su presentación en una sala enorme ante los jefes directos de este funcionario y a mí me pidió conseguir la presencia de alguien que le diera respaldo técnico institucional, en este caso asistió el Presidente del Instituto Mexicano de Desarrollo Tecnológico de la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría. El éxito fue tan rotundo que al año siguiente le asignaron un presupuesto diez veces superior.

Seguir leyendo