Las Seis Virtudes Universales Parte II

Escucha el podcast: Las Seis Virtudes Universales Parte II

¡Hola! Continuaremos con el enfoque de las seis virtudes y 24 fortalezas que plantea el padre de la Psicología Positiva, el Dr. Martin Seligman, en su recomendable libro La Auténtica Felicidad.

En el post anterior dejamos claro cómo se asocian las fortalezas con las virtudes y éstas con la felicidad. Lo elemental: no hay autopista hacia la posada de la felicidad. Si queremos hacer de la felicidad nuestra misión en la vida, ésta nos llega a través de cultivar y aplicar nuestras fortalezas.

Es prácticamente imposible vivir de acuerdo con las 24 fortalezas, pero sí debemos conducir nuestro comportamiento apegado a ellas y apoyarnos sólidamente en las fortalezas que se acomodan mejor a nuestra manera de ser y de sentir la vida.

Seguir leyendo

Yo Voté por Hugo Chávez

Escucha el podcast: Yo Voté por Hugo Chávez

 

Así me lo dijo, con gran vergüenza y arrepentimiento. Gabriel es amigo de la familia desde hace diez años, es un venezolano que con gran esfuerzo y dedicación se ha abierto espacio en la sociedad mexicana.

Gabriel ha resultado un extraordinario contador público y se está desempeñando como un exitoso contralor de una empresa de alimentos. Su esposa y su hija han encontrado las amistades que les permite disfrutar de la vida.

En el verano pasado vinieron su hermano y su cuñada para apadrinar la graduación de su hija. Ellos me comentaron que no se salen de Venezuela porque él trabaja en el gobierno, tiene buen sueldo y no siente ningún riesgo. Además, me dijo, “mis padres jamás abandonarían la Patria”.

Seguir leyendo

Líder Engañabobos

Foto: https://tecnicashablarenpublico.com/blog/las-5-c-que-todo-orador-debe-aplicar-para-impactar-con-su-mensaje/

Escucha el podcast: Líder Engañabobos

 

Por mi dedicación al tema de liderazgo, durante muchos años, he mantenido atención sobre ascensos y caídas de líderes políticos y empresariales. Por este motivo, confieso que frecuentemente me dejo engañar por afirmaciones que suenan fidedignas, acabo creyéndolas porque tengo la esperanza de que ¡al fin! un líder auténtico arroje resultados felices.

Así me ha sucedido en varias ocasiones. Me llegó por redes sociales un discurso de toma de posesión y me encantó, una vez más, caí redondito. El nuevo mandatario planteaba a sus compatriotas: “¿Qué significa ser un país moderno? Significa que las desigualdades entre los más pobres y los más ricos deben resolverse…” y continuaba “¿Cómo poner más dinero en el bolsillo y en los hogares? Emparejando el acceso a servicios esenciales que hoy son escasos o inexistentes…cerrando brechas…y poniendo el bienestar de las personas como el objetivo fundamental de cualquier cambio o reforma”.

Seguir leyendo