¿Despedir o Capacitar?

Escucha el podcast: ¿Despedir o Capacitar?

Joaquín tiene que irse. Su partida representa un desgarre en el tejido social de la empresa. De algún modo, Joaquín ha forjado un círculo de amigos que comparten dichos,chismes y sus gustos mutuos en canciones y películas. Son muchos “cuates”, pues, que se llevan bien y que hoy lamentan su partida.

La salida forzosa de Joaquín implica una liquidación que, para alguien con quince años de antigüedad, representa una buena suma. Una despedida nada grata. Un ambiente tenso, al menos durante un par de meses. También es un desajuste de la mecánica funcional del área a la que pertenecía. El temor natural de ¿y seguiré yo?

Ante un entorno dinámico y volátil, la empresa se ve obligada a incorporar en su operación cotidiana los máximos avances tecnológicos que les sean factibles. Joaquín no encaja en el nuevo funcionamiento. No solo él. Muy pronto otros compañeros de esa área tendrán que salir también.

Seguir leyendo

El Desafío de Hablar en Público

Escucha el podcast: El Desafío de Hablar en Público

Era un 5 de enero, hace varios años, que me puse a buscar en el Directorio Amarillo un curso de hablar en público. Me urgía. Cerré el año anterior con un par de clases que impartí de Teoría Económica. Me sentí fatal y tuve la sensación de que los alumnos habían padecido mi clase, tal vez, más que yo.

En aquel año fui invitado por mi jefe, el licenciado Miguel Ángel Díaz Cerecer, para ser su maestro adjunto y dije que sí. Todo iba muy fácil, mi apoyo consistía en pasar lista y organizar algunas pequeñas cosas que él me encargaba.

El día menos pensado me dijo: “el próximo lunes no podré dar la clase, se la encargo, ya usted sabe cuál es el tema”.

Seguir leyendo

¿Estás Desarrollando tus Fuerzas Adecuadas?

Estás_Desarrollando_Tus_Fortalezas_Adecuadas

Escucha el podcast: Estás_Desarrollando_tus_Fortalezas_Adecuadas

Una de las grandes tragedias de la vida es invertir esfuerzos en horadar donde no encontrarás lo que buscas. Es muy conocido el cuento “sufí” del tipo que anda buscando las llaves de su casa debajo de un farol. Llega alguien y le pregunta: ¿dónde las perdió? Y contesta “por allá” y entonces ¿por qué las busca aquí? Porque aquí hay luz.

A las personas nos pasa lo mismo. Nos esforzamos en desarrollar fortalezas en aspectos donde no contamos con una base de talento.

Muchas personas acaban en el puesto de “vendedor” no porque sean vendedores, sino porque no les queda de otra. A partir de que consiguen el puesto se dedican a capacitarse como vendedores y después de un tiempo, ya son vendedores, mediocres, pero vendedores.  Seguir leyendo