8 Causas del Liderazgo Fallido

Escucha el podcast: 8 Causas del Liderazgo Fallido

 

Año y medio me tomó escribir LIDERAZGO FALLIDO. DEL ERROR TAMBIÉN SE APRENDE que, muy gentilmente, se atrevió a publicar la famosa Editorial Granica.

El corolario de tanto esfuerzo fue sumirme en un análisis profundo y detallado de mis fracasos y cientos de fallas que encontré en líderes conocidos por mí a lo largo de la vida y el fruto de mis investigaciones y lecturas. La principal revelación es la importancia del error como fuente del éxito perdurable. Te aporto mis descubrimientos de las 8 fallas de líderes, después de estudiar a personas, familias, deportistas, organizaciones deportivas, empresariales y políticas. También el contexto internacional me nutrió de enseñanzas, todas ellas presentadas y analizadas en el libro.

Seguir leyendo

Persuasión: Técnicas 8 y 9

Escucha el podcast: Persuasión: Técnicas 8 y 9

 

Baltasar Gracián escribió en 1648: “En el arte de mover voluntades es preciso saber por dónde se le ha de entrar a cada uno. Todos son idólatras: unos de la estimación, otros del interés y los más del deleite. La maña está en conocer estos ídolos para el motivar, conociéndole a cada uno su eficaz impulso: es como tener la llave del querer ajeno”.

Cito a Baltasar Gracián y te doy la fecha para que veas desde cuándo hay un interés profundo por la persuasión, hace más de 371 años. Por ello, mi entusiasmo por el tema intenta provocarte el deseo de que ejerzas un liderazgo cada vez más persuasivo.

HERRAMIENTA No. 8 LA ESCASEZ. ¿Te ha sucedido que al buscar un alojamiento en un hotel descubres que afirman tener sólo un par de habitaciones disponibles? Entonces tu reacción es la de reservar inmediatamente, ¿no es cierto?

Seguir leyendo

Persuasión: Técnicas – Parte I

Escucha el podcast: Persuasión: Técnicas – Parte 1

¿Para qué necesita usted el curso de hablar en público? Es que estoy dando clases en la UNAM y no me siento seguro frente al grupo, en verdad, diría que sufro mis clases. ¿Y sus alumnos, disfrutan su clase? Bueno, la verdad, creo que tampoco ellos.

Después de recibir información acerca del curso, este candidato estaba dispuesto a retirarse con la famosa promesa “lo pensaré, después regreso”. ¡Ah, muy bien!, entonces usted quiere renunciar a la oportunidad de disfrutar de sus clases y, lo que sería peor, estaría usted renunciando a que sus alumnos aprecien su labor y disfruten de tomar clases con usted.

Reflexione lo importante que es en su vida personal desempeñar el honroso papel de maestro universitario y no causar un impacto favorable en sus alumnos. ¿Qué hablan de usted y de su materia? ¿Cree usted que resultaría valioso que su cátedra fuera una de las mejor aprovechadas? ¿Se imagina cómo su imagen de profesor se iría a los cielos y que la mayoría de los alumnos lo saludaran con mayor respeto?

Seguir leyendo