¿Estás Sacando Provecho a tus Talentos?

Estás_Sacando_Provecho_tus_Talentos

La Organización Gallup ha publicado varios libros donde presenta los resultados de encuestas recientes acerca de este tema. Su conclusión final es alarmante: “sólo el 20 % de los encuestados manifiestan ocupar un cargo en el cual tienen oportunidad de hacer diariamente lo que mejor saben hacer”.

Si únicamente una persona de cada cinco está ocupándose en lo mejor que sabe y puede hacer, ¿Te imaginas el caso de los otros cuatro?

Hacer un trabajo todos los días que resulta ajeno a nuestro talento nos orilla a la frustración, al desencanto, al malhumor y, finalmente, al fracaso. ¿Terminas cansado después de una simple jornada de ocho horas? ¿Te aburres? ¿Sientes que no avanzas hacia lo que más deseas en la vida?

Seguir leyendo

Liderazgo: 4 Principios, 475 Años

San_Ignacio_Loyola
Foto: http://www.fatima.pe/articulo-385-los-ejercicios-espirituales-de-san-ignacio-de-loyola-i

 

En mi afanosa búsqueda por encontrar raíces, teorías, modelos y enfoques de liderazgo, he descubierto el éxito implacable de una orden religiosa, presente en todas partes del mundo.

Fundada en 1540 por diez individuos encabezados por San Ignacio de Loyola, la Compañía de Jesús, los jesuitas, se convirtió muy pronto en la orden religiosa de más dinámico crecimiento.

Ignacio (1491-1556) procedía de la carrera militar. Esa formación inicial, cortada por una derrota en una batalla y la herida en una pierna a causa de un cañonazo lo instan a refugiarse para crear en 1522 lo que él llama “el método de los ejercicios espirituales”.

  Seguir leyendo

CAER, CAER, CAER

Caer

Suponga que viene un terremoto de siete grados Richter y siente que la tierra se abre bajo sus pies. Suponga un temblor de cinco grados y ve como su casa con todas sus pertenencias en el interior se van derrumbando poco a poco. Usted se salva, pero se queda sin nada que lo sostenga, lo ha perdido todo.

¿Es posible un escenario así? Por supuesto. En los noticieros vemos cómo, después de un huracán o un tornado, la gente lo pierde todo, a veces hasta algunos familiares cercanos. De modo que la desolación y el desánimo se apoderan de los sufrientes. Es grave, pero tiene remedio.

¿Qué sucede con una empresa que se declara en bancarrota? ¿Qué hacer con el pago de salarios, el pago de proveedores y al gobierno? Nada alejado de la realidad del empresario, especialmente del emprendedor joven que se lanza a la aventura de los negocios y tan solo dos años después se encuentra en dicha situación. ¡Qué dolor! ¡Cuánta pesadumbre!  Hay que llorarlo  para saberlo.

  Seguir leyendo