¿Quién Guía tu Camino?

Escucha el podcast: ¿Quién Guía tu Camino?

Es frecuente escuchar a personas soberbias afirmar que son los amos de su destino u otras que dicen que son los capitanes de su alma. ¿Es cierto esto?

Hace pocos años el Dr. Paul McLean emitió su teoría del cerebro “triuno”. Consiste en comprender que tenemos tres cerebros combinados que gobiernan nuestra conducta.

El primer cerebro es el reptiliano, un vulgar cocodrilo que reacciona como lo que es: un animal. No piensa, no decide, sólo actúa irracionalmente, por impulsos. Es en esencia, lo más primitivo que hay en nosotros. ¿Qué tan cerca estamos del primitivismo? Imaginemos una escena: estamos llegando tarde a una reunión importantísima, la calle está congestionada, no hay lugar para estacionarnos. A lo lejos vemos un lugar y aceleramos, en eso vemos que un auto se mete en sentido contrario para ganarnos ese lugar. Le prendemos las luces, le tocamos el claxon y le gritamos “yo lo vi primero”. Nos gana el lugar y nos volvemos unos salvajes. Nos brota el primitivismo irremediablemente. Perdimos el control y no sabemos por qué.

Seguir leyendo

Juntas Efectivas

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Juntas_Efectivas.jpg

Escucha el podcast: 

Es parte de la cultura social copiar en todos los ámbitos lo que es integrante de las formas de actuar del sector público. Las prácticas gubernamentales no son inocuas, contagian a toda la sociedad.

¿Haces juntas en tu empresa? ¿Son efectivas? ¿Es conveniente remediar esa situación? Te invitamos a reflexionar sobre este tema.

Es práctica común en muchos líderes utilizar el método del acuerdo. Consiste en que el líder se reúne con cada uno de sus colaboradores por separado. Esto lo lleva a discutir los asuntos y analizarlos desde una perspectiva individualista.

Seguir leyendo

¿Qué tan Satisfecho estás con los Resultados que Obtienes?

Escucha el podcast: ¿Qué tan Satisfecho estás con los Resultados que Obtienes?

Don Joaquín, un hombre de más de 70 años de edad, de repente se encontró ante el espejo del pasillo de su casa, se quedó petrificado al verse reflejado y se dijo “el hombre que soy, saluda con gran tristeza al hombre que pude haber sido”. Después de eso, le invadió una gran amargura y se sintió profundamente abatido, por sus mejillas rodaron algunas lágrimas.

Don Joaquín no es la excepción, somos muchos en situación semejante. ¿Por qué nos apartamos de la senda del triunfo personal? ¿A qué se debe que los sueños y anhelos de juventud se truequen por resultados diferentes? ¿En qué momento traicionamos nuestras aspiraciones?

Aún estás a tiempo, aunque dice el dicho que “nadie aprende en cabeza ajena”, tal vez tú sí. Los casos que se presentan en este libro nos conducen a la reflexión y al aprendizaje.

Seguir leyendo