Una Estrategia para la Diferenciación

Escucha el podcast: Una Estrategia para la Diferenciación

Ser lo mismo que tus competidores te remite a competir únicamente por precios bajos. Diferenciarte de tus competidores es la esencia de una estrategia competitiva. Ahora bien, ¿cómo consigues esa diferenciación? Hay muchas estrategias posibles, pero en este blog trataremos una: un servicio excelente.

Esta herramienta para alcanzar ventaja competitiva no es únicamente para organizaciones, también a nivel personal funciona desarrollar una mentalidad de un servicio excelente y, si no, pregúntale a tu jefe.

El movimiento internacional por un servicio excelente tuvo su despegue y auge en los años ochenta. No faltará quien piense que fue una moda y, por lo tanto, podemos ignorarla. Pero no es así, el tema se ha quedado por su aportación a la estrategia. Desde esa época, hemos sido testigos de la publicación de una enorme cantidad de investigaciones y libros con este tema.

Seguir leyendo

ISO 9000 ¿AYUDA A VENDER MÁS?

 

Escucha el podcast: ISO 9000, ¿Ayuda a Vender Más?

 

Desde el año 2000, cuando comenzamos en CENCADE con programas de ISO 9000, han sido frecuentes las preguntas acerca de qué tanto ayuda el ISO 9000 a vender más. Nosotros nos certificamos desde 1999 para aprender y decidir si le entrábamos o no a esta línea de negocio.

Después de casi 20 años de convivir con esta familia de normas he llegado a la conclusión de que NO. El ISO 9000 no ayuda a vender. Para vender más es preciso utilizar las herramientas de la mercadotecnia y contar con un excelente grupo de vendedores. No podemos escapar de ello.

El papel del ISO 9000 en las empresas es crucial para satisfacer al cliente, para conservarlo, para que te siga comprando y para que te recomiende.

Seguir leyendo

6 Pilares del Vendedor Exitoso

 

Escucha el podcast: 6 Pilares del Vendedor Exitoso

 

¿Cuántos meses llevas tú o alguno de tus vendedores incumpliendo sus cuotas de venta?

Andrés ha tenido un mal comienzo de año. La venta ya no se le da como antes. Conforme pasa el tiempo se presiona más. Su jefe lo mira feo y siente el peso de la responsabilidad. Afirma que éste es un mal año y por tanto, no es su culpa. Suele decir: “Los competidores están vendiendo porque tienen mejores productos, están actualizados y los nuestros están obsoletos, son anacrónicos, además estamos más caros que ellos, con estos precios seguiremos sin vender. Me veo como un vendedor anacrónico”.

Andrés tiene un catálogo de excusas que va en aumento. Lo curioso es que en su autoanálisis no encuentra salida. Sabe que él va mal, pero se justifica. Su jefe se limita a presionarlo. Es como el director técnico de un equipo de futbol que se limita a exigir goles, pero no les dice cómo meterlos, no les plantea jugadas, ni los entrena para recuperar su motivación. El placer de jugar se ha perdido y nadie sabe adónde se fue.

Seguir leyendo