¿Peleas o Negocias?

Escucha el podcast: ¿Peleas o Negocias?

A Lucio siempre le dio por armar broncas. Era su naturaleza, no tenía otra manera de reaccionar. La primera vez que me retó comenzamos a jalonearnos. El maestro Tony intervino y nos dijo: muchachos vengan para acá, y nos llevó al centro del patio de recreo. Pidió a su asistente un par de guantes de box. Le aclaré al maestro que no me interesaba arreglar a golpes una disputa por algo intrascendente.

No quedó más remedio que fajarnos. Me ganó, por supuesto. Lucio era un peleador nato. Cuando terminó la pelea le dije a Tony: Maestro, aun así, yo tengo la razón, ¿por qué no nos escucha y usted decide?

Se trataba de la asignación de la cama para dormir en el internado. Yo tenía todo el semestre anterior en una cama y Lucio, que acababa de llegar, quería quitármela. El maestro nos escuchó y acabó con la discusión al decirle a Lucio: “Te toca la otra cama, tienes que respetar lo que ya está asignado”.

Seguir leyendo

El Desafío de Hablar en Público

Escucha el podcast: El Desafío de Hablar en Público

Era un 5 de enero, hace varios años, que me puse a buscar en el Directorio Amarillo un curso de hablar en público. Me urgía. Cerré el año anterior con un par de clases que impartí de Teoría Económica. Me sentí fatal y tuve la sensación de que los alumnos habían padecido mi clase, tal vez, más que yo.

En aquel año fui invitado por mi jefe, el licenciado Miguel Ángel Díaz Cerecer, para ser su maestro adjunto y dije que sí. Todo iba muy fácil, mi apoyo consistía en pasar lista y organizar algunas pequeñas cosas que él me encargaba.

El día menos pensado me dijo: “el próximo lunes no podré dar la clase, se la encargo, ya usted sabe cuál es el tema”.

Seguir leyendo

Sin Capacitación, ¿Hasta Cuándo?

Foto: http://www.enterate.mx/paso-deprimido-mixcoac-entre-la-eficacia-y-el-rechazo/

Escucha el Podcast: Sin Capacitación, ¿Hasta Cuándo?

A fines de agosto de 2017 se entrega la obra del “paso deprimido Mixcoac-Insurgentes” en la Ciudad de México, tres semanas antes el titular de la Secretaría de Obras y Servicios, Edgar Tungüí, informó que no obstante los esfuerzos, “todavía quedan 10 escurrimientos de los 60 que han aparecido durante la construcción”.

En el reportaje de Selena Velasco publicado en el Reforma del 8 de agosto (tres semanas antes de la inauguración), leemos que “las filtraciones se deben principalmente a fugas de agua y de drenaje en la red secundaria de la zona, así como al crecimiento de la superficie del parque lineal superior”.

“El funcionario rechazó que los escurrimientos puedan ocasionar alguna afectación en la construcción”. Esto me recuerda las declaraciones de Javier Duarte y César Duarte. Antes de entregar el poder, todo estaba limpio, la preocupación por los ciudadanos de sus respectivos estados eran su prioridad, toda queja era infundada, habladurías que no debían ser escuchadas y después, ya sabemos la verdad, tarde, pero allí está.

  Seguir leyendo