NO ES POR FALTA DE CAPACIDAD…

shutterstock_66570082

Fue en una reunión de la ASTD que escuché decir a un alto ejecutivo de una trasnacional “es que en México no hay talento”, suficiente para que unas valientes compañeras asistentes lo acribillaran. Es probable que él se estuviese refiriendo a suficientes candidatos que no manejan cuatro idiomas, que no tienen doctorado, que no tienen experiencia internacional, etc. Es de suponer que él estaba pasando por el trago amargo de no encontrar candidatos idóneos para un nuevo puesto, no había petulancia en el tono, era sincero.

La tasa de rotación en el nivel ejecutivo y de mandos medios es tremendamente elevada. En algunos casos ellos mismos se van en busca de mejores condiciones de trabajo, lo cual aumenta la movilidad y eso no es malo.  En otros casos, se van porque les hacen la vida imposible, el trato con sus jefes es intolerable, lo cual es pésimo, pero no tan malo.

Seguir leyendo

Una falla de 30 millones de pesos

1millon

Durante más de 25 años ha tomado fuerza el movimiento por la calidad y, en particular, la herramienta conocida como AMEF (análisis de modo y efecto de falla).   Sin embargo, no ha habido mucho éxito al respecto.  Son muchas las empresas que insisten en el “eso ya lo hicimos el año pasado” o “impartiremos el curso internamente, no necesitamos a externos”.

Pues bien, los diarios nacionales del 27 de febrero del 2014 nos traen la noticia de que “la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que el Mayan Palace de Acapulco deberá pagar 30 millones de pesos a los padres de un joven que falleció al caer en el lago artificial del hotel, electrocutado por un cortocircuito en una bomba sumergible”.

Seguir leyendo