Un Poco Más

Escucha el podcast: Un Poco Más

Fue un lunes por la tarde, llegué al estacionamiento de 5 niveles. Estaba abarrotado. Costó trabajo encontrar lugar, pero conseguí estacionarme. Salí y al pisar el césped sentí el ambiente juvenil que caracteriza a un campus universitario. A mi lado izquierdo, mientras caminaba, una cancha de futbol con pista para correr al lado. Jóvenes participando en sus distintas disciplinas. Me recordó mis tiempos de estudiante en la esplendorosa Ciudad Universitaria.

Entré al auditorio y vibré con el entusiasmo y alegría de jóvenes que se encontraban sentados ordenadamente, al fondo las sillas para los papás y familiares en general. ¡Qué emoción! Todos los asistentes con una enorme sonrisa de satisfacción y alegría. El evento denominado Excelencia Académica nos convocaba para ser testigos de la entrega de reconocimientos a quienes en el semestre anterior habían superado el promedio escolar de 95 puntos sobre 100.

Observé 240 sillas para estudiantes objeto del reconocimiento. El evento dio comienzo con un discurso de una alumna premiada que habló a nombre de sus compañeros. Pasaron los estudiantes en perfecto orden y acomodo, sin tiempos perdidos. Al final, otro discurso, ahora del decano que habló a nombre del profesorado. Después un cocktail en honor de los premiados. Evento breve y puntual.

Seguir leyendo

Líder Tardío… pero Efectivo

Líder_TardíoFoto: http://www.famous-entrepreneurs.com/ray-kroc

Escucha el podcast: Líder_Tardío

Es frecuente encontrar historias de personas que destacaron desde niños y que alcanzaron grandes éxitos gracias a su intuición y determinación. A mí me impresiona la historia de un hombre que no destacó nunca, hasta que le llegó su momento a los 52 años de edad.

Con gran esfuerzo esta persona sobrevivió como vendedor de bienes raíces, de tazas y servilletas de papel y algunos otros productos que le cayeron en el camino. Había abandonado la escuela a los 15 años de edad para procurarse fondos vendiendo café en grano puerta tras puerta.

Originario de Chicago, donde nació en 1902, la vida se le convirtió en una eterna batalla por sobrevivir. Hasta 1954 no tenía nada de qué sentirse orgulloso, pero consiguió un nuevo trabajo: vendedor de licuadoras y sus refacciones.

Seguir leyendo