¿Despedir o Capacitar?

Escucha el podcast: ¿Despedir o Capacitar?

Joaquín tiene que irse. Su partida representa un desgarre en el tejido social de la empresa. De algún modo, Joaquín ha forjado un círculo de amigos que comparten dichos,chismes y sus gustos mutuos en canciones y películas. Son muchos “cuates”, pues, que se llevan bien y que hoy lamentan su partida.

La salida forzosa de Joaquín implica una liquidación que, para alguien con quince años de antigüedad, representa una buena suma. Una despedida nada grata. Un ambiente tenso, al menos durante un par de meses. También es un desajuste de la mecánica funcional del área a la que pertenecía. El temor natural de ¿y seguiré yo?

Ante un entorno dinámico y volátil, la empresa se ve obligada a incorporar en su operación cotidiana los máximos avances tecnológicos que les sean factibles. Joaquín no encaja en el nuevo funcionamiento. No solo él. Muy pronto otros compañeros de esa área tendrán que salir también.

Seguir leyendo

Líder Apasionado por un Café

Foto: http://www.jobstreet.com.my/career-resources/howard-schultz-coffee-bar-enthusiast-2/#.VvHcduLhC00

Escucha el podcast: Líder Apasionado por un Café

¡Qué horrible pasado! ¡Qué detestable reconocimiento de la frustración y el fracaso paterno! “Yo no quiero esa vida, yo no viviré como viven mis padres, no haré de mi vida lo que ellos han hecho de la suya, haré lo que sea para destacarme” Esa desesperante declaración es del joven Howard Schultz.

Howard consiguió una beca deportiva para poder estudiar en la Northern Michigan University. Pero no resultó tan bueno en los deportes como él y muchos más creían. De este modo obtener una graduación universitaria le significó serios sacrificios.

Entró a trabajar a Xerox porque sabía que tenían el mejor programa de capacitación en ventas. Estudió y aprendió. Sus resultados como vendedor fueron extraordinarios y comenzó a ganar buenos ingresos. De allí se pasó a una empresa sueca, Hammarplast en la ciudad de Nueva York.

Seguir leyendo

Un Poco Más

Escucha el podcast: Un Poco Más

Fue un lunes por la tarde, llegué al estacionamiento de 5 niveles. Estaba abarrotado. Costó trabajo encontrar lugar, pero conseguí estacionarme. Salí y al pisar el césped sentí el ambiente juvenil que caracteriza a un campus universitario. A mi lado izquierdo, mientras caminaba, una cancha de futbol con pista para correr al lado. Jóvenes participando en sus distintas disciplinas. Me recordó mis tiempos de estudiante en la esplendorosa Ciudad Universitaria.

Entré al auditorio y vibré con el entusiasmo y alegría de jóvenes que se encontraban sentados ordenadamente, al fondo las sillas para los papás y familiares en general. ¡Qué emoción! Todos los asistentes con una enorme sonrisa de satisfacción y alegría. El evento denominado Excelencia Académica nos convocaba para ser testigos de la entrega de reconocimientos a quienes en el semestre anterior habían superado el promedio escolar de 95 puntos sobre 100.

Observé 240 sillas para estudiantes objeto del reconocimiento. El evento dio comienzo con un discurso de una alumna premiada que habló a nombre de sus compañeros. Pasaron los estudiantes en perfecto orden y acomodo, sin tiempos perdidos. Al final, otro discurso, ahora del decano que habló a nombre del profesorado. Después un cocktail en honor de los premiados. Evento breve y puntual.

Seguir leyendo