Proceso de Innovar

Escucha el podcast: Proceso de Innovar

Cuando sabemos de una innovación que nos deslumbra solemos creer que fue un chispazo de la mente o la suerte de dar con un hallazgo relevante, pero no es así. La innovación es un proceso.

Las grandes hazañas que nos tienen deslumbrados son un ejemplo vivo de este proceso.

Para Steve Jobs el escuchar su música favorita (Bob Dylan) en un cacharro moderno como el Walkman de Sony, le permitía disfrutar, pero no lo hacía totalmente feliz, estaba seguro de que se podía lograr una mejor trasmisión de sonido, por eso creó el iPod.

Seguir leyendo

La Cuarta Revolución Industrial

Escucha el podcast: La Cuarta Revolución Industrial

 

¿Alguien sabe en qué momento comenzó la cuarta revolución industrial? La verdad que no. Es una extensión de la tercera y pueden confundirse en dos planos superpuestos. De alguna manera, todas las innovaciones se van construyendo unas sobre otras y dando vigencia a la frase “ladrón que roba a ladrón, tiene mil años de perdón”. Esto porque todas las innovaciones toman ideas ajenas para poder desarrollarse.

La característica más distintiva de la cuarta revolución industrial es el uso de internet para casi todo lo que hacemos, evolucionando a lo que hoy llamamos “IoT” (Internet of Things, Internet de las Cosas).

¿Podría haberse creado el internet sin las computadoras? ¿Podrían existir las computadoras sin la creación de los transistores y los circuitos integrados? ¿Podrían existir éstos sin el silicio? El silicio abunda, es arena y por tanto forma parte esencial de nuestro planeta, pero no fue hasta que se le descubrieron sus propiedades como semiconductor que impulsó el desarrollo de la electrónica.

Seguir leyendo

4 REVOLUCIONES INDUSTRIALES II

Foto: http://wintowin.cat/es/tercera-revolucion-industrial/

 

Escucha el podcast: 4 Revoluciones Industriales II

 

En el post del miércoles pasado mencionamos a la primera revolución industrial que duró de 1760 a 1870 años (110 años) y la segunda que se extendió de 1870 a 1914, es decir, 44 años.

Veremos ahora la tercera revolución. Resulta difícil precisar fechas de inicio y terminación. Los expertos no se ponen de acuerdo.

Si la segunda revolución industrial termina en 1914 debemos considerar que a partir de esa fecha surge un avance lento y subrepticio, nada espectacular, pero nunca se detiene. Es preciso considerar que los eventos catastróficos de primera y segunda guerras mundiales fueron un impulso a las innovaciones, enfocado a crear mejores armas, más potentes y con mayor alcance, tanto en tierra como en el aire.

Seguir leyendo