¿Cómo Crecer una Empresa?

como_crecer_empresa

Escucha el podcast: ¿Cómo Crecer una Empresa?

Hace tres años tuve oportunidad de asistir por primera vez a una pequeña pastelería. Los pastelillos son deliciosos. El café hecho con una muy buena máquina, la Nuova Simonelli, elabora un espresso riquísimo.

Darse una escapada de la oficina y caminar media cuadra para tomar “mi recreo” resultó una experiencia formidable. Comencé a coincidir con otras personas como yo y no faltaron los temas de interés que me hicieran pasar una media hora muy sabrosa.

Conforme fue pasando el tiempo creció paulatinamente, esta cafetería de nombre ad-hoc, “Mami” (es fácil decir, voy con Mami) hoy está convertida en un restaurant. Primero fueron 4 mesas y dos personas atendiendo, hoy son 15 mesas y cuatro personas atendiendo a los comensales más su personal de cocina y en la intendencia.

  Seguir leyendo

4 Virtudes de un Líder – Parte III

Escucha el podcast: 4 Virtudes de un Líder Parte 3

Hemos reseñado dos virtudes del líder: foco y coraje. Estamos siguiendo las líneas del autor Eric Kaufmann en su libro “The four virtues of a leader” publicado por Sounds True. Es interesante este enfoque basado en investigaciones profundas que el autor llevó a cabo con una metodología rigurosa.

La tercera virtud de un líder: perseverancia. La pregunta a contestar es: ¿Qué estoy creando?

Los logros de un líder dependen de su esfuerzo y acción persistentes. Sin acción, la visión es simplemente una alucinación. Para el autor la perseverancia (grit), vista como valor o agallas, es una apasionada tarea por lograr metas de largo plazo. Es la habilidad de presionar y permanecer dedicado cuando te sientes fatigado, descorazonado y desilusionado.

  Seguir leyendo

Tres Decisiones Existenciales Parte I

Tres_Dcisiones_Existenciales_1

Escucha el Podcast:

 

Llega un momento de nuestra existencia, que puede ser a los 18, 23 años de edad o en cualquier otro, en donde tenemos que plantearnos tres preguntas que nos llevan a decisiones que marcan nuestro destino.

Si no nos las planteamos, la vida se encargará de irlas resolviendo, pero…la gran tragedia: de repente descubriremos que nos faltó valor para decidir oportunamente y a cambio dejamos que la inercia existencial tomara en sus manos nuestro destino.

Cuando terminamos la escuela preparatoria, o cuando terminamos la carrera profesional, si es que hubo alguna, son los momentos máximos para contestar estas tres preguntas. Después será tarde, aunque no hay decisiones irrevocables, cualquier revocación será una pérdida de tiempo irreparable. Tiempo de nuestra vida que ya no podremos rescatar.

Seguir leyendo