La Esencia de la Estrategia

Escucha el podcast: La Esencia de la Estrategia

Conjunto de actividades que permiten crear una combinación única de valor, ésta es la definición del gurú mayor de la estrategia, Michel Porter. Nos dice que el objetivo es ser diferente, con respecto a los competidores (ser únicos).

Tenemos estrategia cuando logramos que los clientes nos perciban diferentes a los competidores. Todos los oferentes en un mismo segmento de mercado ofrecemos los mismos servicios/productos, pero el que tiene estrategia se posiciona para ser percibido como algo distinto a los demás. Esta distinción debe ser reconocida por los consumidores y apreciada, de tal forma, que prefiere nuestra versión, mejor que las demás.

El reto básico es lograr una distinción INIMITABLE. Si se puede copiar con facilidad, el riesgo es muy elevado, pues se pierde la distinción, todos comenzamos a ser iguales. Esto sucede a las empresas que comienzan a competir con base en precios bajos. Este es el caso de Chedraui (“lo nuestro, lo nuestro, es que cueste menos”) y de Walmart (precios bajos todos los días”).

  Seguir leyendo

Dos Atributos Clave de un Líder

Escucha el podcast: 2 Atributos Clave de un Líder

Hace poco tuve oportunidad de comer con un amigo muy inteligente. Es un directivo de alto nivel que ha recorrido la escala jerárquica exitosamente en tiempos muy cortos, sin palancazos, ni ayuda paterna. Todo debido a sus méritos.

El gusto de platicar con alguien así, también tiene sus riesgos. Esta vez me arrinconó. En medio de una plática amena me soltó espontáneamente una pregunta: ¿Cuáles son los dos atributos clave de un líder?

Como te imaginarás no tenía otra alternativa más que contestar de inmediato, pero te confieso aquí calmadamente que nunca me había planteado esa pregunta.

Seguir leyendo

Tres Decisiones Existenciales Parte I

Tres_Dcisiones_Existenciales_1

Escucha el Podcast:

 

Llega un momento de nuestra existencia, que puede ser a los 18, 23 años de edad o en cualquier otro, en donde tenemos que plantearnos tres preguntas que nos llevan a decisiones que marcan nuestro destino.

Si no nos las planteamos, la vida se encargará de irlas resolviendo, pero…la gran tragedia: de repente descubriremos que nos faltó valor para decidir oportunamente y a cambio dejamos que la inercia existencial tomara en sus manos nuestro destino.

Cuando terminamos la escuela preparatoria, o cuando terminamos la carrera profesional, si es que hubo alguna, son los momentos máximos para contestar estas tres preguntas. Después será tarde, aunque no hay decisiones irrevocables, cualquier revocación será una pérdida de tiempo irreparable. Tiempo de nuestra vida que ya no podremos rescatar.

Seguir leyendo