4 Pasos Hacia la Excelencia I

Escucha el podcast: 4 Pasos hacia la Excelencia

Un requisito indispensable de la excelencia profesional es la maestría en el área de especialización. Si eres dentista, pues a dominar tu ciencia y tu técnica. Si eres ingeniero, economista, psicólogo o contador debes ser un experto en tu disciplina.

Luego descubrimos que no bastan unos cuantos conocimientos, es preciso profundizar para encontrar los secretos más ocultos de la materia que hayas escogido como tu plan de vida. Quedarte a medias significa que estás aceptando la mediocridad. La elección de aquello de lo cual habrás de vivir el resto de tu vida resulta fundamental.

Recuerda la frase de Alicia en El País de las Maravillas “si no sabes adónde vas, cualquier camino te lleva allí”. Es importante que, en vez de deambular por la vida, sin un rumbo fijo, establezcas lo que quieres de la vida. Una vez que tienes un destino, ya tendrás rumbo y camino.

En consecuencia, decide ¿Qué quieres lograr de la vida? ¿En qué quieres volverte experto? Una vez decidido el destino ya podrás arrancar tu plan de cuatro pasos. Te presento al final un cuadro que ilustra cómo avanzar en ese camino.

Se trata de combinar dos variables fundamentales: la consciencia que tienes de esa especialidad elegida y el grado de competencia que tienes sobre ella. En el cuadro verás que avanzas de la inconsciencia a la consciencia y en la otra variable avanzas de la incompetencia a la competencia.

PASO 1. ERES UN INCOMPETENTE INCONSCIENTE. Es decir “no sabes que no sabes”. Es similar a visitar un país que no conoces y te internas en él, bajas del avión, pasas la aduana y pides un taxi a tu hotel. Actúas por instinto, como si estuvieras en tu propio país y avanzas creyendo que no hay riesgo, que lo que te suceda es bueno. La verdad es que no tienes ni idea de lo que pueda suceder y actúas como si Dios te estuviese cuidando las espaldas. Es el caso de que decidieras ser un actor. Has visto a tantos, y se te hace tan sencillo, que no tienes idea de todo lo que se necesita para hacerlo bien, simplemente lo ves muy fácil.

He visto a muchas personas que se sienten capaces de cantar. Si les ofrecen una guitarra, la rechazan porque saben que no saben, pero si les piden cantar una canción se arrancan, no saben que no saben. Comienzan a cantar y gentilmente los amigos les aplauden, pero se calientan y se siguen con otra. Nadie se atreve a decirles “mejor cállate”. Éstos son un buen ejemplo de incompetentes inconscientes.

Acompañé un par de veces a algunos familiares que se sentían buenos cantantes, al menos les gustaba, y fuimos al concurso de aficionados. A las primeras de cambio los pararon y les hicieron notar que se descuadraban y se desentonaban. Se sorprendieron, no lo podían creer. Tenía que ser alguien profesional quien los ubicara. Sólo así comprendieron su calidad como cantantes.

PASO 2. ERES UN INCOMPETENTE CONSCIENTE. Este segundo paso consiste en “saber que no sabes”, lo cual significa un avance enorme frente al primer paso. Si continuamos con el ejemplo de mis dos familiares, a partir de esa participación en el concurso de aficionados entendieron, tuvieron consciencia de que eran incompetentes para la cantada en público, no eran tan buenos como se lo figuraban.

Eso mismo nos pasa con nuestra especialidad. Necesitamos que alguien ajeno a nuestro círculo de confianza tenga el valor de hacernos notarnos nuestra incompetencia. Esa es la labor de un buen jefe. En México solemos no actuar porque “se va a sentir”. Un gran error. El jefe tiene que dar el primer paso: ser asertivo. Se trata de lograr que el subordinado tenga una clara consciencia de su nivel de competencia. El autor Malcolm Gladwell en su libro “Los fueras de Serie” nos hace notar que se requieren por lo menos diez mil horas dedicadas a algo para lograr su dominio.

Los líderes de cualquier nivel en toda organización corren el riesgo de ser líderes fallidos por ello escribí el libro con ese título, está en AMAZON.COM (LIDERAZGO FALLIDO, DEL ERROR TAMBIÉN SE APRENDE). Recopilé muchos ejemplos a nivel personal, familiar, grupal, empresarial y político.

Espero que al leer el libro te contagies de mi angustia por ver cómo nos equivocamos a cada rato al escoger a nuestros líderes y cómo podemos aprender para no cometer los mismos errores. Seamos incompetentes, pero muy conscientes. Es el primer paso para el crecimiento y el desarrollo personal y profesional.

Te pido que reflexiones y estés pendiente de los otros dos pasos hacia la excelencia.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

RECUERDA: NADA CAMBIA, HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA Y ÉSE…ES UN LÍDER. ¿ACASO ERES TÚ? DA EL PRIMER PASO TOMANDO CONSCIENCIA DE TU NIVEL DE COMPETENCIA.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

Diagrama_Artículo_4Pasos

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

El Gran Showman

Foto: https://www.hobbyconsolas.com/noticias/protagonistas-gran-showman-recrean-trailer-vivo-180652

Escucha el podcast: El Gran Showman

¡Qué gran película! Al estilo Hollywood nos crea una atmósfera luminosa donde destacan las acciones de un gran emprendedor: Phineas Taylor Barnum. Vivió de 1810 a 1891 en el noreste de los Estados Unidos, destacadamente en Nueva York.

La crítica profesional no la ha tratado muy bien. Los especialistas no la consideran una gran película y yo respeto el juicio de los conocedores. Por otro lado, si entramos a Wikipedia descubrimos que el personaje estuvo muy lejos de haber sido una blanca paloma, de timador y embaucador no lo bajan. Sin embargo, cuando vemos que a lo largo de la historia se ha creado una docena de películas sobre su vida, vale la pena reconocerlo.

Me parece relevante que se nos presente una historia donde el espíritu emprendedor eleva a la grandeza a las personas, brindándonos inspiración para hacer lo propio en nuestras vidas.

Seguir leyendo

5 Elementos Clave para una Estrategia Exitosa

5_Elementos_Clave_Estrategia_Exitosa

Escucha el podcast: 5 Elementos Clave para una Estrategia Exitosa

En una encuesta reciente llevada a cabo entre 4,400 directivos estadounidenses por Price Water House más del 50 % le contestaron “no sentimos tener una estrategia ganadora”. De ellos, 500 personas de alta dirección contestaron en un 90 % “estamos perdiendo oportunidades importantes en el mercado”. En un 80 % dijeron que “su estrategia no era bien entendida, incluso dentro de su empresa”.

El reclamo más frecuente es el de NECESITAMOS UNA ESTRATEGIA. Sí, no cabe duda, pero… ¿cuál? Veamos un caso. En el periódico El Universal del 26 de abril de 2016 el Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, declaró “México debe trabajar en una estrategia emergente que incluya acciones para apuntalar el crecimiento en el mercado interno, ante la coyuntura interna y externa de desaceleración que enfrenta el país”.

Paul Leiwand y Cesare Mainardi de la revista Strategy + Business publicaron un artículo intitulado Creating a Strategy that Works donde dan a conocer los resultados de las encuestas mencionadas agregando sus comentarios: “Estos problemas no obedecen a fuerzas externas. Son el resultado de la manera en que son administradas. Lo que vemos en la mayoría de las empresas es una brecha entre los fines que persiguen y lo que realmente pueden lograr”.

Seguir leyendo