4 Pasos Hacia la Excelencia I

Escucha el podcast: 4 Pasos hacia la Excelencia

Un requisito indispensable de la excelencia profesional es la maestría en el área de especialización. Si eres dentista, pues a dominar tu ciencia y tu técnica. Si eres ingeniero, economista, psicólogo o contador debes ser un experto en tu disciplina.

Luego descubrimos que no bastan unos cuantos conocimientos, es preciso profundizar para encontrar los secretos más ocultos de la materia que hayas escogido como tu plan de vida. Quedarte a medias significa que estás aceptando la mediocridad. La elección de aquello de lo cual habrás de vivir el resto de tu vida resulta fundamental.

Recuerda la frase de Alicia en El País de las Maravillas “si no sabes adónde vas, cualquier camino te lleva allí”. Es importante que, en vez de deambular por la vida, sin un rumbo fijo, establezcas lo que quieres de la vida. Una vez que tienes un destino, ya tendrás rumbo y camino.

En consecuencia, decide ¿Qué quieres lograr de la vida? ¿En qué quieres volverte experto? Una vez decidido el destino ya podrás arrancar tu plan de cuatro pasos. Te presento al final un cuadro que ilustra cómo avanzar en ese camino.

Se trata de combinar dos variables fundamentales: la consciencia que tienes de esa especialidad elegida y el grado de competencia que tienes sobre ella. En el cuadro verás que avanzas de la inconsciencia a la consciencia y en la otra variable avanzas de la incompetencia a la competencia.

PASO 1. ERES UN INCOMPETENTE INCONSCIENTE. Es decir “no sabes que no sabes”. Es similar a visitar un país que no conoces y te internas en él, bajas del avión, pasas la aduana y pides un taxi a tu hotel. Actúas por instinto, como si estuvieras en tu propio país y avanzas creyendo que no hay riesgo, que lo que te suceda es bueno. La verdad es que no tienes ni idea de lo que pueda suceder y actúas como si Dios te estuviese cuidando las espaldas. Es el caso de que decidieras ser un actor. Has visto a tantos, y se te hace tan sencillo, que no tienes idea de todo lo que se necesita para hacerlo bien, simplemente lo ves muy fácil.

He visto a muchas personas que se sienten capaces de cantar. Si les ofrecen una guitarra, la rechazan porque saben que no saben, pero si les piden cantar una canción se arrancan, no saben que no saben. Comienzan a cantar y gentilmente los amigos les aplauden, pero se calientan y se siguen con otra. Nadie se atreve a decirles “mejor cállate”. Éstos son un buen ejemplo de incompetentes inconscientes.

Acompañé un par de veces a algunos familiares que se sentían buenos cantantes, al menos les gustaba, y fuimos al concurso de aficionados. A las primeras de cambio los pararon y les hicieron notar que se descuadraban y se desentonaban. Se sorprendieron, no lo podían creer. Tenía que ser alguien profesional quien los ubicara. Sólo así comprendieron su calidad como cantantes.

PASO 2. ERES UN INCOMPETENTE CONSCIENTE. Este segundo paso consiste en “saber que no sabes”, lo cual significa un avance enorme frente al primer paso. Si continuamos con el ejemplo de mis dos familiares, a partir de esa participación en el concurso de aficionados entendieron, tuvieron consciencia de que eran incompetentes para la cantada en público, no eran tan buenos como se lo figuraban.

Eso mismo nos pasa con nuestra especialidad. Necesitamos que alguien ajeno a nuestro círculo de confianza tenga el valor de hacernos notarnos nuestra incompetencia. Esa es la labor de un buen jefe. En México solemos no actuar porque “se va a sentir”. Un gran error. El jefe tiene que dar el primer paso: ser asertivo. Se trata de lograr que el subordinado tenga una clara consciencia de su nivel de competencia. El autor Malcolm Gladwell en su libro “Los fueras de Serie” nos hace notar que se requieren por lo menos diez mil horas dedicadas a algo para lograr su dominio.

Los líderes de cualquier nivel en toda organización corren el riesgo de ser líderes fallidos por ello escribí el libro con ese título, está en AMAZON.COM (LIDERAZGO FALLIDO, DEL ERROR TAMBIÉN SE APRENDE). Recopilé muchos ejemplos a nivel personal, familiar, grupal, empresarial y político.

Espero que al leer el libro te contagies de mi angustia por ver cómo nos equivocamos a cada rato al escoger a nuestros líderes y cómo podemos aprender para no cometer los mismos errores. Seamos incompetentes, pero muy conscientes. Es el primer paso para el crecimiento y el desarrollo personal y profesional.

Te pido que reflexiones y estés pendiente de los otros dos pasos hacia la excelencia.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

RECUERDA: NADA CAMBIA, HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA Y ÉSE…ES UN LÍDER. ¿ACASO ERES TÚ? DA EL PRIMER PASO TOMANDO CONSCIENCIA DE TU NIVEL DE COMPETENCIA.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

Diagrama_Artículo_4Pasos

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

4 Virtudes de un Líder – Parte II

Escucha el Podcast: 4 Virtudes de un Líder Parte 2

En el blog anterior comencé con este tema presentándote los planteamientos de Eric Kaufmann en su más reciente libro “The four virtues of a leader”. La virtud número uno, si recuerdas, es foco (focus) donde hace referencia a la importancia de determinar una visión.

Te recuerdo que el autor está siguiendo las líneas de la obra de Joseph Campbell “el héroe de las mil caras” donde nos plantea la jornada del héroe: 1) abandono de lo familiar para ir en pos de algo deseado; 2) enfrentamiento de riesgos y retos que demandan sacrificios personales; y 3) compartir los premios alcanzados con los compañeros de viaje.

Ahora te presento la virtud No. 2 (courage) coraje o valentía. Eric nos dice “tu foco, tu visión de algo posible te coloca en el lugar de partida para abandonar lo familiar de tu zona de confort y con ello viene la incertidumbre y sus compañeros: el miedo y la ansiedad”.

  Seguir leyendo

4 Virtudes de un Líder – Parte I

Escucha el Podcast: 4 Virtudes de un Líder Parte 1

En mi viaje reciente a los Estados Unidos durante mi imprescindible visita a la librería Barnes and Noble descubrí muchos nuevos libros sobre liderazgo. Imposible cargar con todos. Me traje varios. En el blog de este miércoles quiero comentarte uno que estimo de provecho para quienes estamos interesados en el tema, se intitula: “The Four Virtues of a Leader” su autor es Eric Kaufmann y la editorial que lo publica es Sounds True.

Eric hace referencia a “la jornada del héroe” de Joseph Campbell. El enfoque de Campbell fue el resultado de estudiar los mitos a lo largo de la historia y plantear lo que hacían los héroes. “Él caracterizó la jornada con tres elementos 1) abandonar lo familiar para alcanzar una meta realmente valiosa; 2) enfrentar retos y riesgos que exigen sacrificio; 3) compartir los premios arduamente ganados con los compañeros de viaje”.

Eric Kaufmann nos recuerda que necesitamos líderes para lograr resultados con y a través de la gente. Liderar es conducir a las personas a la obtención de resultados que de otra manera no sucederían si el grupo fuera dejado a su propio arbitrio. Los líderes crean resultados que no se obtienen orgánicamente, hay que trabajar por ello.

  Seguir leyendo