Líderes, ¿Cómo Evaluarlos?

Escucha el podcast: Líderes, ¿Cómo Evaluarlos?

Siempre resulta complicado evaluar a los líderes, hay muchos factores en juego. Tal vez estás pensando en carisma y otros más difundidos, pero no.

Te propongo una fórmula muy facilita: VER. Así, con tan sólo tres letras, cuya interpretación es de tres aspectos clave en el liderazgo: V, de valores, E de ejecución y R de resultados.

Estamos en temporada de informes. El primero de septiembre el presidente Enrique Peña Nieto entregó al Congreso su informe del año. El día 6 de septiembre el Gobernador Eruviel Ávila entregó su informe a la Cámara de Diputados del Estado de México. Y en tu empresa, ¿cuándo rinden su informe?

Como es comprensible nos presentan sus mejores ejemplos, algo de lo cual puedan presumir. Si aplicamos nuestra fórmula VER tendremos que analizar estos tres aspectos.

VALORES: los ciudadanos esperamos que se comporten con honestidad, respeto y compromiso con lo que son las necesidades sociales que deben atender. Si tenemos actos de corrupción que son del dominio público tendríamos que concluir que no salen bien parados. Si sabemos que han permitido la impunidad en sus esferas de influencia, pues tampoco. Si sabemos que el compromiso gubernamental ha sido desviado, con frecuencia, hacia fines que no son del interés general, entonces tenemos que darles una calificación muy baja.

Todo parece indicar que es preciso lograr que la oposición llegue a un puesto para que salgan a la luz las tropelías del gobierno anterior. En el Estado de México y en Coahuila, donde el partido gobernante conserva el poder, no aspiramos a conocer casos de corrupción y su consecuente impunidad, como han sido los casos de Veracruz, Tamaulipas, Quintana Roo, Chihuahua y Tabasco, por parte de gobiernos priistas derrotados y en Sonora donde se le derrotó al PAN.

En estos casos los ex gobernadores están en la cárcel o, como el de Chihuahua, a punto de caer. En el caso de Guerrero donde el gobernante era del PRD sólo se encarceló a un presidente municipal, el de Iguala. El gobernador salió impune, ¿por qué razón? No lo sabremos nunca. En síntesis, los tres partidos principales están en deuda con sus votantes.

El gran problema con la V de valores es que incurren en una moralidad de muy baja calidad. Afirmo que el problema clave no es la corrupción, es la impunidad. Aún peor, es la inmunidad. Esto porque el que comete actos corruptos resulta intocable, hay una especie de red invisible que lo protege. Luego nos quejamos de que “no pasa nada”. Claro, nadie es culpable, la red invisible lo oculta.

Todos sabemos de la importancia de la credibilidad para un líder. Está obligado no sólo a preservarla, sino a incrementarla. No puede mentir. Deberá evitar hacer promesas que no puede cumplir. El compromiso ético es la fuente de la credibilidad.

Y… ¿en tu empresa? ¿Cómo anda el apego y el respeto a los valores? ¿Hay una conducta ética? ¿Gozan de credibilidad tus líderes? ¿Confías en ellos? En muchas empresas obvian este aspecto y no se comprometen, en otras, publican su visión, su misión, su código de conducta y su política de calidad, pero pasa el tiempo y todo se queda como una decoración más.

EJECUCIÓN: es aquí donde los informes ponen más énfasis, nos abruman con datos abundantes acerca de las obras y las cosas que han hecho. Con mentalidad de proceso tendremos que aceptar la realización de gran cantidad de trabajo llevado a cabo, las cifras son impresionantes. Tenemos que tomar en cuenta el gasto gigantesco que representa 4.8 billones de pesos ejercidos por la Administración Pública Federal, cada año. Es tanto dinero que no es de extrañar que se fuguen grandes cantidades hacia bolsillos personales.

Desde los tiempos del presidente Miguel Alemán sabemos que la manera de enriquecerse es haciendo obras, de modo que los políticos llevan a cabo obras o por lo menos, el proceso de concurso o licitación para luego asignar presupuestos fuera de toda proporción. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) se cansa de reportar ejecuciones incompletas o mal hechas por empresas fantasmas o, peor aún, empresas de renombre que con gran cinismo siguen operando, a pesar de que son denunciadas en Morelos y vuelven a ganar concursos en el Estado de México. Constituyen una burla a la ASF, puesto que sus denuncias son ignoradas por la Cámara de Diputados.

El líder sabe que al actuar tiene que tomar decisiones en un entorno caracterizado por la ambigüedad y muchas veces con información incompleta o distorsionada a propósito por sus subordinados. Un líder tiene seguidores a la altura de lo que se merece, la calidad de ellos encarna la calidad del líder. Si un subordinado falla, envuelve su ejecución en un manto de mentira y eso es porque el líder se lo permite o se hace el que no sabe, porque le conviene.

Y… ¿cómo anda la EJECUCIÓN en tu empresa? ¿Se hacen planes y programas para cada área? ¿Se respetan y se ejecutan adecuadamente o bien ni siquiera se elaboran planes? En muchas empresas se actúa por ocurrencias, según transcurre el año. Pasan los meses y no sabemos si estamos cerca o lejos del cumplimiento de las metas. ¿Hay metas?

Mucho para reflexionar y cuestionar el estado de cosas. Espero que con estos dos primeros elementos puedas evaluar a los líderes, ya sean de tu empresa o de tu comunidad. Lo que no se vale es ignorar su desempeño. Te deseo una semana feliz y productiva.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

RECUERDA: NADA CAMBIA HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA Y…ÉSE ES UN LÍDER ¿ACASO ERES TÚ? ¿QUÉ ESPERAS? BUSCA OPORTUNIDADES DE SER ÚTIL A TU ALREDEDOR Y TE CONVERTIRÁS EN ALGUIEN IMPORTANTE, UN LÍDER. ¡SUERTE!

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *