Escucha el podcast: ¿Sabes Perdonar a un Amigo?

Es una historia triste que revela lo difícil que es perdonar a un amigo. Es muy conocida, pero aquí te la cuento porque deseo producir en ti reflexiones sobre este tema que, de alguna manera, nos enseña lecciones.

El tiempo ya pasó. El conflicto se vivió en el lapso 2000-2006, pero los carbones quedaron encendidos y no hay hielo capaz de enfriarlos.

Dos grandes amigos se confabularon para realizar tres grandes películas. Habían acordado que las obras realizadas eran de ambos, consecuentemente pasarían juntos a la alfombra roja a recibir sus premios.

Se trata de las conocidísimas películas Amores Perros, 21 gramos y Babel. Con ellas ganaron el premio de la Academia de Tokio, un Globo de Oro en Estados Unidos, un Bafta en Londres y en Cannes, Francia. Además, obtuvieron nominaciones al Oscar de la Academia de Hollywood.

En los tres casos uno era el cineasta y el otro era el escritor, el inventor de la temática. El cineasta decidió que el reconocimiento era para él, por lo tanto, el escritor quedó desplazado y, en consecuencia, resentido.

Ambos verdaderos genios. Los reconocimientos a sus respectivos trabajos lo confirman.

Alejandro González Iñárritu, el cineasta, ha obtenido 5 premios Oscar de la Academia de Hollywood, 4 Globos de Oro, 4 premios Bafta, 2 de Cannes y el privilegio de ser presidente del jurado del Festival de Venecia. Su creatividad y su visión en el campo de la filmografía es variada. Es director, guionista y compositor. Ha plasmado esas habilidades en sus películas. Los premios mencionados los ha ganado por Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guion.

Por el otro lado, tenemos al escritor Guillermo Arriaga. Escribió las historias de los tres primeros filmes mencionados. Escribe novelas que han tenido mucho éxito: El Salvaje que ganó el Premio Mazatlán de Literatura y Salvar el Fuego que ganó el Premio Alfaguara 2020. Por sus guiones ha ganado en el Festival de Cannes por la película Los tres entierros de Melquíades Estrada y el León de Oro del Festival de Venecia por Desde allá.

En entrevista otorgada a Salvador Cisneros de Life and Style Guillermo Arriaga comenta: “Para poder hacerla en el deporte o en la vida, necesitas gran disciplina…si quiero llegar al máximo nivel debo tener disciplina y rigor. Las limitaciones no importan tanto, lo fundamental es tu empuje”.

En conclusión, nuestros dos personajes logran la grandeza porque cuentan con un ego gigantesco que los impulsa a la realización extrema de sus potencialidades. Fue un choque de gigantes, difícil de rendirse uno al otro.

Pero ¿habrían realizado mejores proezas de haber continuado con su colaboración conjunta? Nunca podremos saberlo. Pero al separarse cada uno plasmó sus talentos de forma admirable. Lo que se perdió para siempre, al menos durante 14 años, es la amistad. Todo parece irreconciliable. ¿Es imperdonable?

Ahora bien, te pregunto ¿tendrás por allí alguna amistad que valdría la pena recuperar? ¿Serías el primero en dar el paso inicial o tu orgullo te lo impide? El dolor que se deriva de un rompimiento semejante es oculto, pero allí lo tienes latente, tal vez valdría la pena hacer un acto de mea culpa y lanzarse a la acción para perdonar y resucitar aquel afecto que tantas alegrías nos provocó.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

Graham Green: “Si conociéramos el verdadero fondo de todo tendríamos compasión hasta de las estrellas”.

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.