Escucha el podcast: A Ti ¿Te Da Envidia?

El otro día escuché a una persona: “Deberían prohibir esos pagos escandalosos que permiten a mucha gente enriquecerse habiendo tanta pobreza”.

Existe en la actualidad una gran queja acerca de la desproporción de ingresos en el mundo. La inequidad está generalizada, está muy bien distribuida, en cambio la riqueza está muy mal distribuida.

Aunque es real, no es sano dejarse invadir por la envidia, si vamos al diccionario nos acalambramos porque nos especifica que “se trata de un sentimiento de molestia por el bien ajeno” y según la Biblia consiste en “mirar con malos ojos”. Nos aclara que surge por “un complejo de inferioridad acentuado”.

Repasemos estas injusticias que hay en el mundo: El boxeador Canelo Álvarez ganó en el año pasado 37 millones de dólares y eso que se le canceló su pelea por culpa del Covid-19. Lo que pasa es que tiene un contrato por diez años. Lo mismo podríamos decir del jugador de futbol americano Patrick Mahomes cuyo contrato por diez años es de 503 millones de dólares y si se enferma o no juega hay un seguro que lo cubre.

Y qué decir de Cristiano Ronaldo, la estrella de futbol soccer, que de julio de 2019 a junio de 2020 ganó 105 millones de dólares. Su carisma lo rodea con patrocinios y pagos multimillonarios por apoyar campañas publicitarias, lo mismo pasa con el deportista mejor pagado del mundo en el mismo lapso que estudia la revista Forbes: Roger Federer con ingreso de 106 millones.

Mayor perplejidad causa el avance de las fortunas de los empresarios, veamos el caso Elon Musk, el genio del Siglo XXI, que acumula nada menos que 95,000 millones, le gana Bill Gates que ya suma 115,000 y más asombroso es el caso de Jeff Bezos con 185,000 millones de dólares.

Entonces, ¿nos producen envidia o admiración estos datos? A mí me producen enorme admiración, reconocimiento y gratitud, porque se lo merecen. De alguna manera ellos han contribuido a mi bienestar y yo he aportado gustosamente a sus fortunas.

Cada vez que hay una pelea del Canelo estoy pegado a la televisión, si hay partido donde juega Patrick también. A Bill Gates le he comprado muchos productos de Microsoft y a Amazon también. De modo que son intercambios de valor por valor. De allí mi gratitud hacia ellos. ¿Qué haría yo sin mi Word?

Cuando estuvo de moda la canción “Despacito” de Luis Fonsi puedo decir que la disfruté, de modo que contribuí a convertirla en “la canción más escuchada del mundo, con más de 5000 millones de visualizaciones en YouTube” y ganadora de 7 Récords Guinness. De modo que no me molesta que Luis Fonsi sea rico, al contrario, le agradezco el haber creado su música.

El otro día se publicó en los periódicos la destrucción de un auto nuevecito de marca Ferrari que manejaba el chofer de Christian Nodal. ¿Ese quién es? Me pregunté. Fui a Google y me llevé la sorpresa, es un muchacho de tan solo 21 años, tiene canciones con más de 1000 millones de visualizaciones en YouTube. Le ha devuelto la alta jerarquía a la música regional mexicana. Se merece ser rico, hay muchos seguidores a quienes sí le gustan sus canciones. Felicidades por el éxito.

Un meme que me comparten mis amigos sobre el célebre expresidente de Uruguay, José Mujica, lo muestran afirmando que él como socialista reconoce a los empresarios porque “no quiero ser bobo, porque si por querer repartir exprimo demasiado, tengo menos que repartir. Entonces, que trabaje el capitalista, él va a hacer plata que yo le tengo que cobrar impuestos para repartir”.

En Estados Unidos, uno de los grandes millonarios, el inversor más famoso, Warren Buffett afirma: “es inconcebible que, en términos relativos, yo pague menos impuestos que mi secretaria”. Buffett tiene una fortuna de 80,500 millones de dólares. El presidente Donald Trump ha basado toda su gestión en proteger a los millonarios, cobrándoles menos impuestos.

Pues bien, el socialista José Mujica nos plantea una solución adecuada y perspicaz para equilibrar un poco esta creciente acumulación de ingresos en manos de muy pocas personas. Pero eso no nos corresponde. Reflexiona.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

UNAMUNO: “La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.”

alfredo-esponda@cencadedigital.com

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.