Robar Inteligentemente

 

Escucha el podcast: Robar Inteligentemente

 

El lunes 20 de agosto de 2018 queda registrada como una fecha memorable para la sociedad mexicana. Se presentaron los integrantes de los gabinetes presidenciales, el del presidente en funciones, Enrique Peña Nieto; y el del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Han cuidado las formas y nos proyectan una feliz coordinación para lograr una transición ordenada. Nos enteramos de la firme decisión de dar por terminada la Reforma Educativa a partir del primero de diciembre, según anunció el presidente electo, a las 15:30 horas.

Unas horas antes, a las 11:30, escuchamos en labios de la profesora Elba Esther Gordillo Morales: “recuperé la libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”. No hay lugar para la duda, si ella lo anuncia antes que el presidente electo es porque ya tenía autorización para hacerlo y cuenta con su respaldo para echar reversa a lo que fue motivo de tanto trabajo y gasto de parte del gobierno en turno.

La profesora estuvo presa 5 años y 5 meses, gran parte de su proceso estuvo en clínicas y en arresto domiciliario. Según ella, “…algunas actitudes que se me atribuyeron contribuyeron a que fuéramos un blanco fácil, un chivo expiatorio, al que se le culpó de todo…” ¡Caray, cuánta injusticia!

La profesora fue “exonerada de los cargos de lavado de dinero y defraudación fiscal”. En su ejemplar de dicho día el periódico Reforma exhibió una larga lista de sus bienes consistentes en varios millones en efectivo, pinturas, esculturas, obras de reliquia y departamentos y casas en San Diego y en la CDMX, con un valor de más de 300 millones de pesos. La Procuraduría nunca encontró elementos probatorios para justificar la culpabilidad de los delitos. Al principio de su detención en 2013 se le acusó de “operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada”.

La legitimidad de su valiosa fortuna fue respaldada con documentos notariales que revelan la herencia que le dejó su madre, la maestra normalista rural, doña Zoila Estela Morales. En consecuencia, la Procuraduría General de la República no tuvo más remedio que exonerarla.

El caso es que la profesora Elba Esther es legítima propietaria de su fortuna y como dice el presidente electo: “Como ciudadana, en uso de sus facultades, va a ejercer sus derechos”.

¿Qué aprenderán los maestros normalistas rurales que no aprendemos los de economía, ingeniería, finanzas y administración? Esto en virtud de las enormes fortunas de doña Zoila y de don Carlos Hank González, ilustres maestros normalistas rurales.

Los líderes sindicales en nuestro país muestran grandes patrimonios y los logran con sueldos ínfimos como el de profesor, minero, electricista, petrolero, ferrocarrilero, etc. No podemos dejar de admirar sus habilidades para el liderazgo gremial y su inteligencia estratégica para crear esquemas que les permite someter a sus agremiados y estafarlos. Todo ello sustentado en una carencia de valores y una exacerbada posesión de cinismo y de falta de escrúpulos.

El panorama se ve gris para el futuro del país. ¿Quién se atreverá a sancionar a los líderes sindicales? Cada uno de ellos cuenta con bases militando por millares y son votos. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación agrupa a un millón y medio de profesores.

La profesora fue encumbrada por Carlos Salinas de Gortari como instrumento para deshacerse del líder histórico Carlos Jonguitud Barrios. Desde 1989 fue virtual soporte del PRI, luego del PAN y ahora del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). Entonces, ¿se le puede hacer a un lado? Por supuesto que no. El presidente en turno que se ha peleado con ella pierde la elección sucesoria, sexenio tras sexenio. No le ha fallado.

Te invito a reflexionar al respecto, y tú ¿qué harías? Te deseo una semana feliz y productiva.

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

RECUERDA: NADA CAMBIA HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA Y ÉSE…ES UN LÍDER.  ¿ACASO ERES TÚ?

 

 

alfredo-esponda@cencadedigital.com

 

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.