6 Pilares del Vendedor Exitoso IV

Escucha el podcast: 6 Pilares del Vendedor Exitoso IV

La confianza No.6 del vendedor exitoso es: LA CONFIANZA EN SU PROFESIÓN.

Se ha dicho con frecuencia que no hay malas profesiones, sólo malos profesionistas. Aunque muchos negarán a las ventas la categoría de profesión, porque aún no cuenta con un método científico que permita poner a prueba la actuación que siempre produzca resultados infalibles.

Para quienes nos dedicamos a las ventas tenemos que elevarla a la categoría de profesión, puesto que a la fecha cuenta con muchos elementos de estudio que dan cierta certidumbre a sus resultados. Quien se prepara bien y cuenta con las bases para vender tiene resultados.

¿Qué pasa con un médico que no tiene confianza en su profesión? ¿O que no le gusta? Sin duda, no puede ejercerla con pasión y, es muy probable, que sus incertidumbres y falta de amor lo lleven al descuido de su especialidad, provocando daños irreparables en sus pacientes.

¿Qué pasa si un arquitecto no tiene confianza en su profesión? ¿O que no le gusta? Lo que tendremos es a un albañil sublimado, alguien que corre el riesgo de que se le caigan los edificios que construye.

Toda persona está obligada a creer en aquello a lo que se dedica. El reto es mucho mayor para un vendedor. Nadie cree en la enorme dignidad que se desprende de esta profesión. Es frecuente escuchar cierto menosprecio por la profesión y por quienes la ejercen. Andrés, nuestro personaje, tiene que profundizar en las bondades de su profesión y rescatar la fe en ella.

Se cuenta el caso de un joven, estudiante de preparatoria, que al conversar en la sobremesa hogareña hizo el comentario de que en la materia de Orientación Vocacional estaban invitando a distintos papás para presentar las características y virtudes de sus respectivas especialidades. El padre que escuchó detenidamente le preguntó: y ¿cuándo me toca a mí? El joven le contestó: “pero si tú no tienes carrera, eres un vendedor”. Esa es la opinión generalizada.

Entonces, el vendedor de verdad tiene que poseer una profunda convicción acerca de la nobleza de su profesión. Creer en ella lo suficiente para que mantenga un anhelo creciente por conocerla a fondo y dominar sus principios básicos y sus reglas fundamentales.

El puesto de vendedor en muchas empresas es el recipiente a donde van a parar los fracasados de otras áreas, “ya que no sabes hacer nada, vete a vender”. ¡Oh, qué gran error! Por eso las empresas no crecen al tamaño de su potencial, se quedan pequeñas.

En México resulta patético ver cómo las empresas tradicionalmente exitosas están dirigidas por cobardes que, en vez de enfrentar al mercado para crecer, se doblegan aceptando que los cacheteen a billetazos verdes.

Empresas triunfantes como las cervezas Corona y Tecate, las chocolateras como La Azteca y Turín, los bancos Banamex, Serfín, Bancomer, la famosa Aurrerá y otras menos conocidas, ya pertenecen a grupos empresariales extranjeros. Esto contrasta con la valentía y audacia de Bimbo y Cemex que se lanzan a conquistar mercados internacionales.

El capital extranjero en vez de venir, crear empleos y fundar empresas para abrirse mercado, prefieren comprar empresas que ya están teniendo éxito y así apoderarse del mercado mexicano. Los empresarios mexicanos, poco nacionalistas, en vez de empeñarse en el crecimiento de su negocio cosechan los dólares y se dedican a la buena vida. Por eso tenemos pocas empresas mexicanas en el mercado internacional, mientras que en nuestro país vemos una invasión de empresas extranjeras, estadounidenses, europeas, argentinas y colombianas.

El mercado mexicano, en todos los giros de negocio, reclama la existencia de buenos vendedores para consolidarse y crecer a dimensiones que le permita conquistar mercados internacionales.

En consecuencia, no hay razones para dudar del futuro prometedor que presenta la profesión de ventas. Y si así lo crees, entonces no debe haber la menor duda para frenar el ímpetu que caracteriza a los vendedores de éxito para consolidar estas 6 confianzas que habrán de convertirse en los pilares de tu carrera.

No basta con ser un buen médico, ingeniero, contador o arquitecto, es preciso proponerse la conquista de clientes y de mercados completos, para trascender. Si estamos convencidos de hacer un buen trabajo y proporcionar satisfacción a quienes nos compran, debemos dominar la habilidad de vender para aspirar al crecimiento y desarrollo de nuestra especialidad y así crear empleos.

Te deseo una profunda dedicación a la formación en ventas, y convéncete, las recompensas para quienes saben vender y venderse están más arriba de las que logra cualquier persona, por muy bueno que sea en su especialidad. Por lo pronto, disfruta de una semana feliz y productiva.

 

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

RECUERDA: NADA CAMBIA HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA  INICIATIVA Y ÉSE ES… ¡UN LÍDER! ¿ACASO ERES TÚ?  SI NO CAMBIAS LO QUE HACES, NUNCA CAMBIARÁ LO QUE OBTIENES ¿ERES CONFORMISTA O UN AUTÉNTICO CRACK?

 

alfredo-esponda@cencadedigital.com

 

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.