Líder Preparado con bases Carcomidas

Escucha el podcast: Líder Preparado con Bases Carcomidas

En 1989 nuestros hermanos venezolanos se regocijaron al elegir como Presidente a Carlos Andrés Pérez. Había lucido antes como uno de los mejores presidentes de la historia de ese país durante su primer periodo 1974-1979.

La reflexión era válida. Si este hombre fue extraordinario la primera vez, ahora para un segundo mandato hará de Venezuela un mejor país. Se le dio escasa importancia al hecho de que su primer mandato coincidió con el embargo petrolero árabe que inundó al país de petrodólares.

Sin duda, el hombre estaba mejor preparado y poseía enorme experiencia para ejercer el cargo por segunda ocasión. Sucedió lo contrario. Carlos Andrés Pérez fue acusado de malversación de fondos y la Corte Suprema de Justicia del país lo destituyó por actos de corrupción.

Esto sentó las bases para el primer golpe de Estado de Hugo Chávez el 4 de septiembre de 1992. Resultó infructuoso. Chávez tuvo éxito hasta el segundo golpe.

Esto viene a colación porque el 2 de febrero de 2016 al salir Humberto Moreira de la cárcel española y recibir la devolución de su pasaporte mexicano retenido por la Audiencia Nacional de Madrid declaró: “continuaré estudiando, llevo cuatro maestrías terminadas…”

Humberto Moreira fue detenido el 15 de enero del mismo año acusado de presuntos delitos de blanqueo de capitales y malversación de fondos públicos, cohecho y organización criminal por la Fiscalía Anticorrupción de España. El juez Santiago Pedraz dejó sin efecto las acusaciones. El decreto obliga al acusado a mantenerse en contacto porque el caso sigue abierto.

El acusado se limitó a culpar “mancharon mi honor”. A estas alturas es difícil saber qué fue lo sucedido con los 40,000 millones de pesos que endeudó a un Estado. Pero…no es el único.

Humberto Moreira con un historial negro de malversación de fondos durante su gestión como Gobernador del Estado de Coahuila fungió después como Presidente del PRI (Partido Revolucionario Institucional) y jugó un papel relevante en el ascenso de Enrique Peña Nieto a la Presidencia de México.

Ahora, con sus cuatro diplomados cursados en la Universidad de Barcelona está mucho mejor preparado que antes, pero… ¿para qué? ¿Es factible que aspire a un puesto público? Espero que prive la sensatez y no sea el caso. No descarto que resultara senador plurinominal por el mismo Estado de Coahuila, al fin que después de tres años ya nadie se acuerda.

Vuelvo a decir lo mismo, no nos interesan los asuntos públicos, únicamente:

 

EL ROL DE LOS LÍDERES EN LAS EMPRESAS

 

Sin embargo, debemos aprender estas lecciones ¿Acaso no hay gerentes de una empresa que luego aparecen como directores en otra? Muchos de esos nombramientos se hacen ignorando los antecedentes. La forma favorita de conseguir un mejor puesto es con un mejor padrino.

En estas situaciones pareciera que aislarse y estar sin trabajar dos años, sin ingresos gracias a lo robado, pero irse a una Universidad para cursar una Maestría equivale a pasar por el purgatorio y salir limpiados de todo pecado.

A partir de esa “limpia” de consciencia y la majestuosa consecución de un Máster, el ejecutivo o funcionario está mejor preparado y listo para ocupar un cargo de nivel superior. Al fin que las “travesuras” realizadas en otra empresa se ocultan con facilidad. No hay manera de realizar una investigación a fondo.

Los expertos en reclutamiento tienen que reconocer la carencia de instrumentos confiables para detectar los auténticos valores que rigen la conducta de un candidato. Paradójicamente, mientras más pillo más mañoso para proyectar una imagen de limpieza y seguridad.

La mejor preparación académica no garantiza un desempeño de nivel superior, especialmente cuando las bases morales y espirituales de un individuo son frágiles porque están comprobadamente llenas de hipocresía, perversidad y avaricia.

Resulta fundamental reconocer que las competencias de liderazgo son ensombrecidas por el vigor de los valores. Por ello, al trabajar en el desarrollo de líderes debemos poner énfasis en la importancia de la clarificación de valores para contar con ejecutivos que desempeñen su función de liderazgo con la mayor efectividad posible.

La correlación existente entre la efectividad del liderazgo y el desempeño de la organización está demostrada en múltiples estudios. Debería considerarse inobjetable.

Que tengas una semana feliz y productiva.

 

¡HASTA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES!

 

RECUERDA, NADA CAMBIA, HASTA QUE ALGUIEN TOMA LA INICIATIVA Y ESE ES UN LÍDER ¿ACASO ERES TÚ?

 

alfredo-esponda@cencadedigital.com

 

P.D. Te invito a suscribirte al Blog (gratis y sin compromiso)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *